domingo, 16 de junio de 2019

184


De Bruyne a Guardiola, tras ganar la Premier: "Eres una mierda de entrenador, solo ganas".


sábado, 15 de junio de 2019

183


La envidia ha sido calumniada. Empezando por que existe en menos cantidad de la que se dice, pues la triste realidad de la condición humana es que pensamos muy poco en los demás, tampoco para mal. Pero la envidia, contra lo que se dice, no solo surge ante la superioridad o excelencia del otro, sino ante su falta de mérito o sobrevaloración de sus cualidades. Pienso en los escritores: Góngora envidiaba a Lope de Vega, Baudelaire a Victor Hugo y Borges a Pablo Neruda, ¡pero tenían razón, porque eran escritores del mismo tamaño y no podían soportar el éxito de los segundos mientras ellos se consumían en el anonimato! Si la envidia surgiera siempre de Salieri hacia Mozart, poco habría que decir en favor de ella. Pero sucede muchas veces lo contrario: es Salieri el que da conciertos, el que gana fama y se codea con la alta sociedad mientras el pobre Mozart sigue en su buhardilla, solo y rencoroso, rumiando su fracaso, bien porque su música se ha adelantado a su tiempo o porque no tiene talento social, que es el talento de los que no tienen talento.


viernes, 14 de junio de 2019

182


Lo impresionable que seré, que desde que dos de mis jugadores favoritos, Kevin Durant y Klay Thompson, han sufrido lesiones gravísimas en la misma semana, y siendo yo un fantasioso del deporte de competición (tengo cientos de jugadas memorizadas en mi cabeza, que repaso y paladeo a cada momento), camino por la calle estos días muy preocupado, temiendo en serio que se me rompa el Aquiles o el ligamento cruzado de la rodilla, por mucho que todo mi esfuerzo físico se reduzca a caminar desde Maracaná hasta el metro y desde el metro a Maracaná, sin ninguna prisa y sin tratar de meter una canasta entre tipos de cien kilos y dos metros.


jueves, 13 de junio de 2019

181


Escribe Cioran en sus cuadernos:
Hay que atenerse a un solo idioma y ahondar en su conocimiento de la mañana a la noche. Para un escritor francés, una conversación en su lengua con una portera es más provechosa que una plática con un gran sabio en una lengua extranjera.
Este es el tipo de opiniones que me hacen dudar de que Cioran sea un heredero digno de los aforistas-moralistas franceses, porque este franco-rumano, como su maestro Nietzsche, sufre de tremendismo, es un pensador que no sabe moverse salvo en el terreno de la sobre-verdad o la hipérbole gratuita. Lees a Montaigne, La Rochefoucauld, Pascal, La Bruyère, Chamfort, Joubert o Vauvenargues y es cierto que son agudos, sí, a veces arriesgados, pero son contenidos: los siete mantienen un respeto muy grande por el acto del pensar y no les importa coincidir con el sentido común o las ideas de la época cuando es preciso. Con Cioran podría estar de acuerdo, sobre el fragmento que he elegido, en que el idioma es fundamental para un escritor, pero la comparación portera vs gran sabio se le va de las manos: si realmente es un “gran sabio” el que te habla, pocas conversaciones pueden existir más provechosas, sean en el idioma que sean, porque dominar una lengua es solo una de las tareas del escritor, insuficiente si no viene acompañada de otras, por ejemplo tener algo que decir. Cuando releo a mis 45 años a Cioran, Nietzsche o Unamuno, no hago más que avergonzarme, pues compruebo que me he pasado la vida leyendo a tres prevaricadores del pensamiento, tres energúmenos que se mueven casi siempre al filo de la boutade o incurriendo en ella, y descubro con tristeza de dónde proceden la mayor parte de mis defectos (y encima sin la genialidad de ellos). Tal ha sido mi mayor tragedia como lector: dediqué los años esenciales, aquellos que más te marcan, a leer a todos los escritores histéricos... y no descubrí a Plutarco y Montaigne hasta los 37 años.



Esta es la prueba (AQUÍ) de que la intervención posterior de otros grafiteros puede mejorar un cubo que, cuando lo pinté, estaba inmaculado:



180


Sobre la islamofobia en España, nada mejor que leerse los comentarios nauseabundos que han dejado muchos foreros en este reportaje de El País (AQUÍ) sobre una chica refugiada, Lia Motrechko, procedente de Ucrania, que llegó a España hace ocho meses sin saber una palabra de español y ha obtenido el mejor expediente escolar en un colegio de Sevilla. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y en medio de ataques sin sentido a los alumnos musulmanes, hay quien ha subrayado que Ucrania forma parte de Europa y es por tanto “de nuestra cultura”, mientras que los inmigrantes magrebíes no se adaptan ni se adaptarán nunca porque son “de otra cultura”. ¿Cómo es eso? ¿Los españoles son de la misma cultura que los ucranianos, de quienes les separan más de 3000 kilómetros, y en cambio no tienen nada que ver con los marroquíes, de quienes solo les separan 14 kilómetros? ¿Es que tres siglos de cartagineses, ocho siglos de Al-Ándalus, más de cuatro mil palabras en el castellano con origen árabe, miles de esclavos guineanos desembarcando en Cádiz y Sevilla desde el siglo XIV al XIX, colonias en África y casi dos millones de musulmanes residiendo ahora en España, no habrían dejado más huella cultural que ninguna? 


179


Esta anomalía de sentir más cercanos a los suecos que a los marroquíes, de desear que estén más cerca, ¿no es un caso de supremacismo aún más grave que el que muchos vasco-catalanes practican con los españoles, denunciado con toda razón? Más grave porque los nacionalistas vasco-catalanes no hacen redadas racistas a los españoles, ni los meten en CIES, ni los repatrían en vuelos exprés, ni les hacen exámenes de nacionalidad donde son suspendidos si no saben tres obras de Gabriel Aresti o de Joan Maragall. Y habiendo dado España, sin ser un país de la centralidad europea, tantos intelectuales europeístas, ¿cómo es que no da intelectuales africanistas que propugnen el amor por un continente tan cercano por geografía e historia? ¿Por qué el europeísmo ibérico parece a menudo una voluntad contra África? ¡Qué cómica me parecería esta exageración de las raíces norteñas y desprecio por las sureñas, si no fuera por el escandaloso tufo a xenofobia que desprenden y las consecuencias horribles que acarrean!


lunes, 10 de junio de 2019

sábado, 8 de junio de 2019

177


Todo lo que me da la primavera y todo lo que me quita cuando se marcha. Sobre mediados de marzo empecé a sentir una necesidad física de salir a la calle, volver a los bares de poetas y relacionarme de nuevo con los bípedos, pero antes de haber dado el primer paso ya ha llegado junio y de nuevo vuelvo a sentir la misma necesidad física de quedarme en mi iglú, defender como sea mi soledad y no dejar que se acerquen que me toquen que me hablen que me miren.


viernes, 7 de junio de 2019

176


Malcolm X: "No puedes odiar las raíces de un árbol y no odiar el árbol".


175


Tengo un libro excepcional, “Catálogo de necedades que los europeos se aplican mutuamente”, escrito por Jean Plumyene y Raymond Sierra, que está dedicado como dice el título a recoger todos los insultos, tópicos y prejuicios que los habitantes de cada país han venido dedicando a los de otros países de Europa. Cuántas veces yo, a la vista de esta obra, he pensado en salir a la calle e ir preguntando a cada transeúnte ¿por qué se siente usted español?, y reunir las respuestas en un libro para demostrar hasta qué punto el nosotros que marca nuestras vidas está basado en la superstición, la xenofobia y la tontería. Esta recopilación no se limitaría a los españoles, ojo, sino que se extendería a los 210 países oficiales que hay en el mundo y a los otros 300 o 400 que luchan por serlo, pues ¿no os pensaréis que los catalanes son una originalidad española, no? ¡Hay catalanes por todas partes! La colección completa, que podría llegar a 500 volúmenes o por ahí, se titularía NECEDARIUM y con ella considero que mi vida no quedaría malograda.


jueves, 6 de junio de 2019



Publicada por @pilargasparpino (AQUÍ)


174


En este blog no me ocurre porque no se admiten comentarios (un escritor tiene que defender su derecho a la barbaridad y la mejor manera es disponer de un territorio virgen donde pueda lanzar sus posibles excesos sin miedo ni autocensura), pero en los demás lugares de Internet donde estoy, que no son pocos (Instagram, Facebook, Twitter y Pinterest), no hay semana donde no aparezca un internauta a decirme que soy una puta mierda, o que deje de escribir, o que me vaya a vivir a Camerún, o que mis poemas son deplorables y mis tuits una cursilería, por no hablar del clásico desgraciado, pinta en tu puta casa. Hasta me han llegado a mandar mensajes privados para que me quede muy claro lo malo que soy. Tengo más elogios, claro, en un porcentaje de 20 a 1, pero quien elogia quizá esté mintiendo y en cambio quien te critica es seguro que te está diciendo la verdad. Pienso muchas veces que esta época, por la cantidad de feedback que generan los nuevos medios de difusión, es la época donde los escritores reciben más heridas en su ego, al que tenemos que lamer cada noche para que deje de llorar. ¿Qué es lo más importante para el escritor que publica en las redes sociales? ¡Tener siempre una toalla a mano para secarse de los continuos baños de humildad!


miércoles, 5 de junio de 2019

173


Me escribe una chica de Instagram preguntando por qué me he definido como “bobo estepario”. Le respondo esto:
Porque me noto un Batania “predominante” que considera a la soledad como una medalla que solo pueden ponerse los héroes; como una declaración de guerra que los-que-nos-damos-cuenta-de-lo-que-pasa lanzamos contra la sociedad. “Me basto a mí mismo”, dice ese discurso que mira desde arriba, “mira qué grande soy y en cambio qué peste de conchabeos, amiguismo y medias verdades sois vosotros”. Este Batania está pasmado ante la belleza de la soledad, es un snob de ella, y ni siquiera se da cuenta de que la soledad como timbre de gloria del escritor o el sabio es un tópico antiquísimo, que nació con la misma literatura, y en cualquier caso un tópico barato, porque la soledad no garantiza la calidad literaria. Este es el Batania Uno. Existe otro u otros Batanias que, al contrario, se dan cuenta de que la soledad te lleva a construir un sótano y después otro sótano y otro sótano, es una situación que a veces te calcina mentalmente, te cierra los estímulos y te convierte en una persona malhumorada, cascarrabias, inhumana. Este el Batania que sufre, que está harto de su soledad, de masticar su soledad, de la desesperación a que te lleva. Y además esa soledad es una soledad falsa, porque el solitario sigue pensando en los demás, su independencia no es tan independiente como se presupone. Este proceso no termina aquí. Surge ahora un tercer Batania que se da cuenta de que, realmente, discutir sobre si la soledad es un bien o un mal es absurdo, porque la razón de que los solos de mi raza estemos solos es que no tenemos órganos sociales para estar acompañados. Toda la vida he estado solo y la única diferencia que noto es que, a partir de los 40 años, esta situación ha crecido hasta hacerse irreversible. Este Batania concluye: no es que hayas elegido la soledad, pobre poeta, sino que estás condenado a ella, no sabes vivir en otro sitio. ¿Y qué es una persona que presume de soledad pero en realidad no la soporta y que, en todo caso, está condenado a ella? ¡Pues un “bobo” estepario, porque para llegar a lobo hace falta más garra, más ganas de sangre y menos pamplina!!!


172


Ahora, cuántas veces he pensado si ese continuo enseñar / reivindicar / presumir de soledad por parte del escritor no tendrá un origen más simple: el de buscar la complicidad con el lector. Porque el lector también es un tipo sospechoso de acarrear cantidades ingentes de soledad: es un tipo que está leyendo un libro en lugar de estar con la familia o en los bares o con los amigos o en las redes sociales. ¡Qué tentación la de acudir al lector con esa peonza ya muy girada del qué distintos somos al resto, qué asteriscos llevamos en la frente y qué incapacidad la nuestra para ser manada!


171


Hablando de "lobo estepario", recuerdo haber leído en las memorias de Hesse que él no escribió el libro del mismo título con la intención de sublimar la soledad irreductible sino al contrario: lo hizo para denunciarla, pues él también pasó en su juventud por grandes períodos de soledad y también gracias o por culpa de ella experimentó el gozo de considerarse un ser aparte y en guerra contra todos, hasta que se dio cuenta de que había mucha pantontería en ese cenobitismo y que el verdadero lobo es el que se arriesga a comunicarse con los demás. Claro que, ¿qué sería de los gatos si todos los solitarios hiciéramos caso a Hesse y nos hiciéramos seres sociales de repente?


170


Balzac: "Hay dos historias: la oficial y mentirosa, y la otra, la que no figura en los libros, y es la real: la vergonzosa".


169


Escribe el poeta y esoterista Paul Auguez:
Recuerdo haber oído hablar de dos mujeres que se querían sinceramente y vivían en paz sin maldecirse recíprocamente, a pesar de ser ambas jóvenes: la una era sorda y la otra era ciega.
Lo de que una mujer es el peor enemigo de otra mujer es uno de los tópicos machistas que se rodeó de base biológica y cuyo triunfo fue tan amplio que hasta muchas mujeres lo interiorizaron. Pero en el momento en que las mujeres han tomado conciencia de sí mismas, el tópico se ha derrumbado: en el Madrid de hoy, las mujeres jóvenes y feministas están tan unidas o más que los hombres. ¿Dónde ha quedado el fundamento biológico de este supuesto odio eterno entre mujeres? ¿No será que los hombres practican el divide et vinces con ellas? ¿Cuándo dejarán los partidarios del status quo de confundir lo cultural con lo biológico?


168


Aristófanes: "Donde se está bien, allí es la patria".




Publicada por @pilargasparpino (AQUÍ)


martes, 4 de junio de 2019

Diez centellas


• • • El único lugar bueno que conozco para sentar la cabeza es el ataúd.

• • • Me encanta que mi naufragio vaya en la buena dirección.

• • • Mi escuela fueron sus labios y su cuerpo mi manual de ortografía.

• • • Corriente es el escritor que va por el camino; bueno quien va por otro camino; excelente quien inventa su propio camino; genial quien acaba con los caminos.

• • • ¡Es que no sé con qué duda quedarme!

• • • Aborrezco las líneas de meta pero amo las carreras.

• • • El escritor es un dibujante de pulgas: todo lo traslada al papel a tamaño más grande.

• • • Para ser más estúpido y feliz necesitaría ahora un poco de lluvia.

• • • La poesía es el sonido que hace el vidrio al rozar con el infinito.

• • • Que en esta vida suelan ganar las personas con virtudes tan mediocres como la insistencia y la disciplina ya lo dice todo sobre el verdadero valor de las victorias.


167


Dice Tales de Mileto:
Da gracias a Dios de tres cosas: primera, haberte hecho humano y no bestia; segunda, haberte hecho hombre y no mujer; y tercera, haberte hecho griego y no extranjero.
Así empieza la filosofía occidental: con el desprecio a los animales, el desprecio a las mujeres y el desprecio a los extranjeros. No penséis que desde entonces hemos mejorado mucho.


166


Dice el tirano Creonte en esa obra maestra sofóclea que es Antígona:
Quien es honesto con sus familiares, también será justo con la ciudad.
Claro. Porque la primera piedra del rebaño es la familia, la valla más alta que debes saltar si quieres ser libre. En el momento en que dudas de la familia y decides ir contra ella, todos los demás en-contra son fáciles: ir contra Dios o contra la patria está chupado para quien se atrevió a ir contra su madre.


165


La ecuación buena familia = buen patriota se plasma muy bien en las series y películas estadounidenses, donde sus héroes comienzan la ficción con un problema familiar y un problema social que se resuelven a la vez en la última escena. En USA el candidato a la presidencia tiene que posar con su cónyuge e hijos y dar apariencia de familia saludable para “demostrar” que puede dirigir el país. El genial Sófocles observa esto muy bien y hace decir al tirano Creonte:
En cambio, no existe mal mayor que la anarquía. Es ella la que destruye las ciudades, es ella la que arruina los hogares y la que hace prorrumpir en fuga a la lanza aliada. Por el contrario, la vida de los que triunfan la salva las más de las veces la disciplina.
El anárquico no sirve como hijo ni como hermano ni como amigo ni como ciudadano ni como patriota ni como feligrés. Porque el anárquico es un ser creador, y crear consiste en poner en solfa los modelos y los dogmas. Mientras el disciplinado acepta, el anárquico duda. Mientras el disciplinado acata, el anárquico desobedece. Mientras el disciplinado cree, el anárquico crea.


lunes, 3 de junio de 2019

164


Escribe Safia Elaaddam (@hijadeinmigrantes) en su Instagram (AQUÍ), a la vista de la fotografía de este camión:



¿Veis este camión?
Os haré una descripción.
En el parachoques, justo detrás del faro, hay un niño. Un niño de apenas 30 kilos. Que ha decidido acurrucarse ahí para llegar a España. En la rueda de repuesto, debajo del camión, hay otro chico. Se subió ahí aún sabiendo que su amigo ya lo había intentado y murió. Cayó en la carretera y la rueda del camión le pasó encima.
Debajo del camión, cerca del motor, un lugar más seguro porque los perros de la policía de la frontera no los huelen, hay otro chico. Tiene quemaduras graves en la pierna pero se aguanta. Se aguanta porque quiere llegar a España.
Y, aunque te parezca mentira, es más complicado todavía. ¿Sabes por qué?
Repito. ¿Sabes por qué señoro blanco? ¿ Sabes por qué señoro blanco policía racista?
Porque no ha sido ni el primer ni el segundo ni el tercero ni el cuarto intento.
Son un grupo de niños de entre ocho y diecisiete años que llevan años intentándolo.
Y muchos se han quedado en el camino.
Y muchos han recibido golpes y golpes cuando los han pillado la policía.
Cuando se ha detectado que hay una persona debajo de camión.
Violencia. Mucha violencia.
Y los que han llegado, tienen cicatrices de por vida.
Para que vengas tú, tú que se supone que estás para protegerlo.
Tú señor agente.
Tú señor mosso d'esquadra.
Para que vengas tú, desde tu privilegio blanco.
Para que vengas tú y le digas que si se porta mal volverá en el mismo camión que ha venido a Marruecos.
Qué violento.
Qué cruel.
Qué asco de #racismoinstitucional
#racismo


163


Siendo el escritor un manipulador de rabo a cabeza, muchas veces sin queriendo, y siendo la memoria una fabuladora fantástica, escribir un diario sirve al menos para poner un límite a esas manipulaciones. Si en 2043, por ejemplo, decido hacer la 25ª revisión de mi pasado, tendré a la vista los registros de 2019, que me dirán: “¡No mientas, Batania, no empieces!”.


domingo, 2 de junio de 2019

162


Responde Jorge Herralde en una entrevista en Eldiario.es (AQUÍ):
NEUS TOMÀS: ¿En ese otoño del 2017, tan convulso políticamente, alguien le pidió que trasladase la editorial a Madrid?
JORGE HERRALDE: Algún amigo. Yo aquí estoy muy bien. Mis pulsiones patrióticas son aproximadamente cero. Las catalanas y ya no digo las españolas. La mayoría de mis amigos están exentos de virus.
NEUS TOMÀS: En marzo del 2000 apoyó un manifiesto en el que se afirmaba que la convivencia plural entre los pueblos nunca ha sido asumida por la derecha española. ¿Casi dos décadas después y con todo lo que ha llovido sigue pensando que la derecha no asume esa convivencia?
JORGE HERRALDE: Naturalmente.


161


La soledad es una radicalidad. Nunca me he notado más intransigente que en los últimos años (siempre he vivido solo, pero no a estos niveles), con el filo de la espada tan candente, desaparecida ya toda posible vaina. Este detalle perjudica bastante al Batania persona, porque me impide relacionarme, iniciarme en esa escuela de moderaciones, pactos y medias verdades que es cualquier sociedad, pero creo que beneficia al Batania escritor, porque me rejuvenece y me llena de infinito. Me suele suceder últimamente que, cada vez que pienso en mí, me empiezo a reír. Sé que soy un bobo estepario y un colgado, pero me gusta este colgado.


160


Séneca: "No he nacido para un solo rincón. Mi patria es todo el mundo".