martes, 7 de julio de 2015

33 tuits


• • • • • No escribo para que no me olviden sino para no olvidarme.

• • • • • Si no fuera por la muerte los hay que no sabrían que han vivido.

• • • • • Es malo no poder controlar los instintos y mucho peor tenerlos controlados del todo.

• • • • • El que actúa se gasta. El que no actúa se pudre. Gastémonos.

• • • • • Le dije que cambiara de ideas y cambió de prejuicios.

• • • • • La sociedad que se cree las mentiras hace que la verdad se vuelva increíble.

• • • • • Cada libro leído es un metro de tierra que tu cerebro le gana al mar.

• • • • • Al que está enamorado no le quites la anestesia.

• • • • • Si la vida es un teatro, no entiendo por qué en el mío todos los papeles los tengo que hacer yo.

• • • • • Cada vez que me das un beso me abrazo más fuerte a la tierra.

• • • • • Para crear lazos no hace falta crear cadenas.

• • • • • La poesía es soledad al ataque.

• • • • • A favor de los amores largos y los poemas cortos.

• • • • • Cobarde es el que cambia de travesía después de sufrir un naufragio. Valiente es el que nunca cambia de travesía, solo cambia de barco.

• • • • • Una poesía que muerda y una mujer que arda. Pido.

• • • • • Los adjetivos son el marisco de la literatura.

• • • • • La belleza cansa y son mejores las chicas que se permiten ser feas cuando les da la gana.

• • • • • Ese ha sido mi último error. Pero tengo mejores.

• • • • • Quien se resigna está dando los primeros hachazos al nogal de su propio ataúd.

• • • • • No arruines con un movimiento tu pereza perfecta.

• • • • • Si algún día me quedo encerrado en un libro, no me saquéis.

• • • • •¿Y qué haces cuando tus virtudes son también tus defectos?

• • • • • Poeta es el que escribe poemas públicos sobre dolores privados.

• • • • • Escribir es disciplinar la locura.

• • • • • Antes que un cielo uniforme prefiero un infierno con muchas variedades de fuego.

• • • • • El que no sabe de sótanos que no me hable de balcones.

• • • • • Si hubiera echado migas de pan por el camino, quizá podría volver a ser el que era.

• • • • • Hacerla reír es poner media lengua en su boca.

• • • • • Toda educación que no aprendas por ti mismo es una educación contra ti mismo.

• • • • • Somos dos lejanías. Pero cada beso que nos damos acerca nuestros abismos.

• • • • • Cuando me río de mí, me duelo menos.

• • • • • Si te permite perderte es un buen camino.

• • • • • Me suelo poner a escribir solo por irme enterando de lo que pienso.



TWITTER NEORRABIOSO AQUÍ

lunes, 6 de julio de 2015

Centellas CI


ARCADIA LITERARIA (120): Isabel Allende sobre García Márquez


Acabo de enterarme con profundo pesar que Gabriel García Márquez ha muerto. El único consuelo es que su obra es inmortal. Muy pocas obras literarias sobreviven el implacable paso del tiempo, muy pocos autores son recordados, pero García Márquez esta en el panteón de los clásicos, junto a los grandes de la literatura universal. Es el más importante de los escritores latinoamericanos de todos los tiempos, el gran exponente del realismo mágico, el pilar del Boom de nuestra literatura, la voz que le contó al mundo quiénes somos y nos mostró a los latinoamericanos nuestra propia imagen en el espejo de sus páginas. Todos somos de Macondo. El inmenso talento de García Márquez puso la vara muy alta para todos los escritores que vinieron antes y después, su influencia ha sido como la marea, va y viene en oleadas. Yo le debo el impulso y la libertad para lanzarme a la escritura, porque en sus libros encontré a mi propia familia, mi país, los personajes que me son familiares, el color, el ritmo y la abundancia de mi continente. Mi maestro ha muerto y para no llorarlo, seguiré leyéndolo una y otra vez.


ISABEL ALLENDE, publicado en su muro de Facebook el 18 de abril de 2014 (AQUÍ)

Una reflexión de Max Aub


Si se dejara de escribir libros durante cien años, libros de literatura, no pasaría nada. Si dejaran de construirse casas durante el mismo tiempo, sería una catástrofe. Claro está que multiplicado por siglos podría ser otra cosa, porque tal vez no se necesitaran casas; pero eso está fuera de nuestras capacidades de observación. Con lo que quiero decir que los albañiles y los arquitectos son hoy más importantes que los escritores y que lo que necesita el Tercer Mundo —si es que existe, lo que se puede discutir— son casas, escuelas y conocer libros ya publicados. De verdad creo que lo mejor para él sería que dejara de publicarse lo que escribimos. ¿Dónde los Homeros, los Dantes, los Shakespeares, los Cervantes de hoy?


MAX AUB, Aforismos en el laberinto, Edhasa, Barcelona, 2003, pág. 80

TROYA LITERARIA (753): Juan Abreu sobre García Márquez


Murió el escritor García Márquez y aún dura el baboseo metafórico. Hasta la chica analfabeta pero novelista ha soltado su deposición. Y hoy he leído que el terremoto de anoche en México fue causado por la llegada de García Márquez “allá arriba”. El periodismo siempre puede caer más bajo y siempre puede ser un poco más estúpido. Por leer hasta he leído por ahí que si Cervantes y García Márquez; no sé que decir ante semejante idiotez.

A mí lo que siempre me ha interesado de García Márquez es por qué se prestó a ser el lameculos de Fidel Castro. Ya sé que el tipo de asesino de izquierdas alto, fornido, exuberante, despiadado y muy macho que es Fidel Castro, fascina. Pero eso no lo explica todo. Creo que hubo algo del síndrome del negrero. Llega el blanco rico y famoso (pero bajito) y de súbito está por encima de la ley gracias a su trato con el Amo de la finca, con el Macho Líder que lo instala en una mansión robada en la que vive a capricho como un negrero entre negros. Ha de ser una experiencia extraordinaria, supongo.

En la relación entre el Gran Macho Líder y el Premio Nobel, el escritor, a pesar de su poder, su fama y riqueza, siempre fue la hembra. Ese es otro asunto interesante de la relación Castro-García Márquez que dejo aquí a los futuros historiadores.

Hay que añadir aún, que el Macho Líder llenó la casa robada que le regaló a García Márquez de micrófonos y cámaras y grabó sus quejidos más íntimos y filmó sus más comprometedoras posturas. Así fue la “amistad” con la que se llenan la boca hoy los cronistas de izquierdas, siempre tan canallas, pasando por alto la dimensión moral de la relación entre el escritor y el asesino. Y pasando por alto, naturalmente, a las víctimas.

Mientras García Márquez le olía el culo y le servía de recadero al castrismo y al dictador los cubanos eran torturados en las cárceles del dictador y eran fusilados y morían a miles en el mar intentando escapar del paraíso castrista que tan canallescamente defendió toda su vida el escritor García Márquez.

Mientras Reinaldo Arenas era torturado en las cárceles cubanas y mientras sus obras eran secuestradas y destruidas por la policía cubana, García Márquez le reía las gracias a Fidel Castro y vivía en su finca como el buen camaján oportunista y cómplice que era. Como el mayor cómplice intelectual de una de las dictaduras más siniestras de nuestro tiempo.


JUAN ABREU, Emanaciones, 1735. Todo el artículo AQUÍ

Centellas C


ANECDOTARIO DE ESCRITORES (796): John Ashbery explica el origen de su famoso poemario "Autorretrato en un espejo convexo"


EDUARDO LAGO: Autorretrato en un espejo convexo es su obra más conocida. ¿Cómo surgió ese poema?
JOHN ASHBERY: En 1950 se publicó en The New York Times una reseña de un libro sobre Parmigianino, acompañada de una reproducción de su autorretrato, que ejecutó contemplando su imagen reflejada en un espejo convexo. El cuadro me causó una verdadera conmoción, y desde entonces siempre quise escribir sobre él, aunque no sabía cómo. Nueve años después vi la obra original en Viena. Es un cuadro subyugante, de formato muy pequeño. Por fin, muchos años después, al pasar frente al escaparate de una librería en Provincetown, vi un libro cuya portada era el autorretrato. Inmediatamente lo compré, me lo llevé a mi habitación e intenté escribir un poema sobre el cuadro. Tuve muchos problemas, me vi obligado a efectuar muchas más revisiones y correcciones de lo normal. Generalmente, cuando empiezo a escribir todo fluye fácilmente. El Autorretrato está escrito a la manera clásica de la poesía norteamericana. No es mi libro favorito. No es mi estilo más característico. Tal vez por eso le guste a la gente. (Risas).


JOHN ASHBERY, "Uso frases hechas para hacer más democrática mi poesía", entrevista de Eduardo Lago para Babelia, El País, 17 de abril de 2004. Toda la entrevista AQUÍ

domingo, 5 de julio de 2015

Hoy, domingo, a partir de las 18:00, nueva tertulia de Crítica Feroz en el bar Vergüenza Ajena (C/ Galileo, 56)


TROYA LITERARIA (752): César Vallejo sobre Maiakovski


Maiakovski fue un mero literato, un simple versificador, un retórico hueco.

Guerra a la metafísica me decía en Moscú. Guerra al subconsciente y a la teoría según la cual el poeta canta como canta un pájaro... Guerra a la poesía apolítica, a la gramática, a la metáfora... El arte debe ser controlado por la razón... Debe siempre servir la propaganda política, y trabajar siempre con ideas preconcebidas y claras, y hasta debe desarrollarse en tesis, como una teoría algebraica. La expresión debe ser directa, a boca de jarro...

¿Su poesía respondía a estos enunciados? Evidentemente, sí. Sólo que la teoría de Maiakovski sirvió para hacer de él un fabricante de versos “sur commande”, fríos y muertos.

Las declaraciones de Maiakovski expresan la verdad sobre su obra en el sentido en que confirman el hecho de que ella responde a un arte basado en fórmulas y no en la sinceridad afectiva y personal.

Al sujetarse a un programa artístico, sacado del materialismo histórico, Maiakovski hizo tan sólo versos desprovistos de calor entrañable y sentido, suscitados por tracción exterior y mecánica, por calefacción artificial.

Maiakovski fue un espíritu representativo de su medio y de su época, pero no fue un poeta. Su vida fue, asimismo, grande por lo trágica, pero su arte fue declamatorio y nulo, por haber traicionado los trances auténticos y verdaderos de su vida.


CÉSAR VALLEJO, fragmento de El caso Maiakovski, El arte y la revolución, Obras Completas, Tomo Segundo, Mosca Azul Editores, Lima, 1973, págs. 109 y 110

sábado, 4 de julio de 2015

Centellas XCIX


TROYA LITERARIA (751): David Huerta sobre Bukowski


En los años recientes y no tan recientes, he visto cómo el prestigio de Charles Bukowski crece a un ritmo de vértigo, en especial entre los jóvenes poetas y, asimismo, entre un puñado de narradores. Tengo más relaciones, ay, con la primera de esas dos tribus.

Los poetas han decidido en México —y supongo que también en otros países; pero no me consta— que Charles Bukowski es nada menos que el modelo literario a seguir. No Antonio Machado ni Leopoldo Lugones ni Rubén Darío ni Pablo Neruda ni César Vallejo ni Rubén Bonifaz Nuño: no, ninguno de esos señores —sino Charles Bukowski. El hirsuto, deslenguado, eternamente inmaduro, jugador empedernido, ladronzuelo a sus horas, apostador, desvelado, bebedor, rudo seductor, pródigo mecanógrafo Charles Bukowski.

No diré que no me explico las razones de esa preferencia, pues me las explico muy bien. Lo que diré es que todo eso me resulta desolador. Y no se crea que no lo he leído; espero que la lista de sus virtudes o atributos con la que concluye el párrafo anterior lo demuestre cabalmente. Así que por ignorancia no queda: lo he leído, aunque no conservo uno sólo de sus libros heroicos, en malas traducciones y en algunas ediciones gringas, cómo no. Todos los regalé o los vendí o no los pedí de vuelta a quienes se los había prestado.

Cuando lo leí me divirtió un poco, me entretuvo y me distrajo; pero no me pareció un escritor bueno o estimable. Sólo uno de sus poemas me impresionó: era la descripción puntual, casi científica, de una “cruda” verdaderamente miserable. Así las cosas, se dirá que por qué escribo en contra de él; quien lo pregunte quizá tenga razón.

Esta columna debería llamarse más bien “contra los seguidores de Bukowski”, pero como está la sostengo: el fenómeno-Bukowski lo engloba a él y a sus fieles lectores e imitadores.

Para entrar en materia, haré una pregunta sencilla: ¿cuál es el sueño de todo adolescente, aparte de conseguirse un automóvil? Levantarse tarde, no hacer la cama, beber con los amigotes, desvelarse con todo descaro, apostar y jugar, ir al billar o al hipódromo a arriesgar un dinero de preferencia mal habido. Todo lo que no tenga que ver con esto es “pequeñoburgués”, “fresa”, “exquisito” y la sarta de adjetivos dizque infamantes que quiera proponer el curioso lector. Ahí está la clave del éxito enorme de Bukowski: sus libros son la expresión de un sueño adolescente cumplido en todo su esplendor.

Es la suya una literatura adolescente. La literatura de quien afirma, ufano: “El que madura se pudre”. Alguna vez yo mismo lo sostuve con pasión: la vida me hizo revisar a fondo la consigna carnavalesca y, finalmente, abandonarla.

Ya no pienso así; y puesto que ya no pienso así, suelo hacer mi cama, no robarme nada para parecerme a Jean Genet, no beber como cosaco ni como teporocho, no hacer todas esas bukovskianas cosas que el admirado “Hank Chinaski” protagoniza en sus libros. ¡Qué aburrido!


DAVID HUERTA, Contra Bukowski, El Universal, miércoles 28 de mayo de 2014 (AQUÍ

Una reflexión de Thomas Bernhard


No es verdad lo que se escribe sobre nadie. Da igual que se escriba con mucha autenticidad la vida sobre alguien o que se crea hacerlo, en cualquier caso será radicalmente falso. Al fin y al cabo, se trata sólo de la visión de uno, en el estado de ánimo en que escribe. Que media hora más tarde puede ser completamente distinto. Y luego viene además el que lo lee, que lo ve de una forma totalmente distinta. Así que, ¿qué personajes serán esos que corretean por ahí? De todas formas no tendrán nada que ver con la realidad. Por eso todos se sienten mal representados.


THOMAS BERNHARD, entrevistado por Kurt Hoffmann y recogido en Conversaciones con Thomas Bernhard. traducción de Miguel Sáenz. Anagrama, Barcelona, 1988, pág. 24

jueves, 2 de julio de 2015

POEMAS POLÍTICOS (30): ?... Mass medias d’seda y mass muslámenes corintios, de Paco Sevilla


…explotan sentimientos por engrosar
talonarios, a sabiendas
del gran mercado de mentiras, ilusionando
vanalidades y no-necesidades,
las salserias emocionales son negocios
de alta rentabilidad,
date un respiro llorando de veras
en privado desequilibradamente,
religiones d biosemen y lágrimaterapias crean
nuevos mercados laborales, etc
desde estos puntos a vistazos cientos d’frustraciones
son rentables a corto plazoo,
ofuscaciones y represiones hacen comprar y
consumir muchos + útiles,
enseñas del poder social,
las intranquilidades sanean cuentas corrientes
de segundos y terceros a la larga
y justifican los delirios de grandeza de las bases
de organización de I estado,
¿la muerte, a fin de cuentas, se alimenta de la vida?,
esta es la base de nuestra enfermiza
sociedad de soledades intertelecomunicativas:
psiquiatrearse, automedicarse, atender a consultas, aulas y
universidades, memorizar apuntes desequilibra, etc
la iglesia es un negocio financiado por sentimientos
de culpa, por ejemplo
y la cultura, que nace de la pasión interesada
de áreas lucrativas y riquezas
clona en clanes fechas históricas sobre la marcha
d’futuras políticas adquisitivas…
En un futuro relativamente cercano se comerciará
con el aire y el agua reciclados.
ETC.
La economía de marketing del futuro
será una política de reciclajes decretables, o será déficit…
borrado el hoy en un mañana imaginario, dònde
por supuesto, no hay amor ni cólera y sí muchas mini cervezas tibias.


PACO SEVILLA, La velocidad de la belleza, Libros del Aire, Madrid, 2013, págs. 130 y 131

miércoles, 24 de junio de 2015

TROYA LITERARIA (750): Max Aub sobre algunos poetas del 27


Guillén en casa. Ejemplo de su generación: no querer comprometerse. A la defensiva. Sí y no. Olfato crítico finísimo. Parten un pelo en el aire. Son todos así: él, Salinas y sus deudos. Dámaso, Cernuda. Estar en lo justo, pero nada más que lo preciso. Muy inteligentes, pero nada más. No dar un paso en falso. Hijos de Ortega, deshumanizados –un poco, no mucho–. No mucho de nada. Parcos hasta en la obra. Los señores un poco aparte, temiendo mancharse. Ambiguos.


MAX AUB, Aforismos en el laberinto, Edhasa, Barcelona, 2003, pág. 126

Hoy, domingo, a partir de las 18:00, celebramos Crítica Feroz en el bar Vergüenza Ajena (C/ Galileo, 56)


lunes, 22 de junio de 2015

ARCADIA LITERARIA (119): Camus sobre Balzac


Los que dicen que Balzac escribe mal, deberían confrontar la muerte de Madame Graslin: "En ella todo se purificó, se aclaró, y hubo en su rostro como un reflejo de las espadas flamígeras de los ángeles guardianes que la rodeaban".

Étude de femme: El relato es impersonal, pero el que narra es Bianchon.

Alain sobre Balzac: "Su genio consiste en instalarse en lo mediocre y hacerlo sublime sin cambiarlo".

[...] Hay dos clases de estilo: Madame de Lafayette y Balzac. El primero es perfecto en el detalle, el otro trabaja en gran escala y cuatro capítulos apenas bastan para dar una idea de su aliento. Balzac escribe bien no a pesar de sus errores gramaticales, sino incluso por ellos.


ALBERT CAMUS, Carnets, 2, Obras 4, Alianza Editorial, Madrid, 1996, edición de José María Guelbenzu, págs. 118 y 119

viernes, 19 de junio de 2015

TROYA LITERARIA (749): Juan Marsé sobre Juan Goytisolo


Juan Goytisolo es el único escritor que conozco al que le gusta sacarse en procesión a sí mismo; incluso cuando habla de otros escritores, no hace otra cosa que hablar de sí mismo. Su enfermiza manía de que en España no se le reconocen suficientemente sus méritos literarios, que se le desdeña y se le ningunea, constituía no hace mucho tiempo una verdadera lata. Veo que sigue con el mismo rollo, y después de cabalgar a Blanco White, a Luis Cernuda y a otras sombras prestigiosas, ahora le toca al bueno de Manuel Puig.


JUAN MARSÉ, Respuesta a Juan Goytisolo, El País, 29 de julio de 1990. Todo el artículo AQUÍ

El domingo, 21 de junio, a partir de las 18:00, nueva tertulia de Crítica Feroz en casa de Pablo y Silvia


El que quiera acudir y no sepa la dirección del piso, que me envíe un correo a neorrabioso@yahoo.es.