domingo, 18 de abril de 2021

1076

Yo era el clavo sin punta, ella la petunia carnívora, yo las manos sucias y resucias, ella la paloma jugando con el fuego del pebetero, yo la ambición que avanza por el carril de niños, ella el delfín que escupe al domador de delfines, yo la tristeza que deja el polvo de las victorias, ella la tuerca que se come a mordiscos su arandela, yo el silencio que dejan las bombillas al segundo de apagarse, ella la bola de billar sobre el ajedrez de un campo de fútbol, yo el escritor que escribía y ahora escribe: solo para decir que la he sobrevivido.

1075

Ayer tarde un mendigo boliviano me invitó a compartir su lata de cerveza. Se le veía al hombre con ganas de hablar. Me dijo que llevaba veintisiete años en Madrid, desde 1994, y que tenía la nacionalidad española, pero que no le gustaba llevar consigo el carnet de identidad “porque a mí un papel no me dice lo que soy”. Esa negativa a vivir documentado le había traído innumerables detenciones, porque además tiene la piel mestiza y la policía suele sospechar que es un inmigrante sin papeles, por lo que ha acabado muchas veces en el CIEs de Aluche, de donde le sueltan enseguida una vez que consiguen identificarlo:

–No solo me sueltan, sino que obligo a la policía a que me haga de taxi.

–¿Taxi? ¿Para qué?

–¡Hombre! ¿Cómo quieres que vuelva a mi casa si no tengo dinero, y la culpa de haberme internado en el CIEs es de ellos?

–Ah, ¡entonces tienes casa!

–Bueno, tengo y no tengo. ¡Tampoco soy mucho de casas!


1074

 

1073

Naces en Fuenlabrada, por ejemplo, y podrías decir desde el punto de vista territorial:

—Soy de Fuenlabrada.
—Soy de Madrid.
—Soy de España.
—Soy de Europa.
—Soy de Occidente.
—Soy del planeta Tierra.

De estos seis términos, solo dos están libres de antagonismo: el de Fuenlabrada, que en su poquedad no incuba nosotrismo o lo incuba de forma muy pequeña; y el del planeta Tierra, que es integrador y no irracional: a nadie se le ha descubierto llorando ante una bandera de las Naciones Unidas. Los otros cuatro términos tienden por diversos motivos al anti- o a la segregación o al mira-qué-buenos-y-qué-guapos-y-qué-listos-somos-los-de-aquí.

1072

Curioso que el gurú de la enseñanza del inglés en España, Richard Vaughan, NO recomiende ver películas para aprender inglés (AQUÍ):
Yo no recomiendo a mis alumnos ver series o películas en inglés porque la eficacia auditiva es muy baja. Cuando alguien con nivel medio de inglés ve una película de, digamos, 100 minutos, la parte conversacional a lo mejor no llega a 15 minutos en total. El resto es acción, etcétera… Yo recomiendo radio o plataformas como YouTube, donde hay más de 10 millones de horas de inglés hablado, pero también podcasts o cualquiera de las charlas de TED Talks. Además, las películas y las series no son un fiel reflejo de la realidad auditiva de un idioma (como tampoco lo es el profesor, por el motivo contrario), y si te sientas a ver una peli y no comprendes nada, puedes llegar a frustrarte. Si entender al profesor en el aula tiene un factor de dificultad de 10 sobre 100, entender el inglés de una reunión de trabajo real en Londres, Nueva York o Melbourne tendrá un factor 40 y las películas o series un factor de 100. Cuando yo vine a España, tardé seis meses en entender al 98 %; pero me costó tres años entender bien el cine.

1071

Neopiropo a una foto de Lorena C. en Instagram:


sábado, 17 de abril de 2021

1070

A veces, cuando siento que mi soledad está inquieta o un poco respondona, me gusta prepararme este antídoto: me pongo a pensar en mi comportamiento si estuviera ahora mismo en sociedad, bien cómo Batania1, el que todo lo sabe y no deja hablar a nadie y quiere controlar todo y es de una vanidad cómica, o bien como Batania2, el que no habla con nadie y se recluye en una cerveza y es tan humilde que tampoco hay dios que se lo crea. La vacuna funciona enseguida, porque me doy cuenta en el acto de que el mejor Batania existente siempre ha sido el tercer Batania, que es el que escribe estas líneas: el único que no hiere a nadie, el único que crea, el único sensible, el único que respeta al otro, el único que escucha a los escritores muertos, el único que trata de comprender.

1069

Si una nación es honrada, no te obliga a sacar los pompones por ella y mucho menos te amenaza o establece sanciones por negarla; si una nación es honrada, te enseña tres idiomas internacionales para que puedas ir más allá de los Pirineos sin hacer el ridículo; una nación honrada no te hace leer a Aresti en lugar de Brecht, a Ramón J. Sender en lugar de Faulkner, a Zorrilla en lugar de Flaubert, no te hace estudiar con más detalle la batalla de Guadalete que la de Farsalia; no erige su concepción del nosotros en el principal baremo existente, no te lanza a guerras contra semejantes; una nación honrada no utiliza sus canales públicos para darte solamente los deportes donde participan los suyos, con locutores bufanderos y deficientes mentales que se dedican a despreciar y a lanzar insidias contra los rivales extranjeros. Una nación honrada reconoce que solo representa el 1% del mundo y te educa en lo antiguo y en lo lejano, te da los medios para salvarte de ella, porque solo se ama aquello que no te imponen. Pero sucede que no existen naciones honradas ⇒todas son fachas ⇒todas apelan a lo peor de ti ⇒todas son una calumnia contra la humanidad.

1068

Escribe Pascal: "El mundo quiere naturalmente una religión, pero dulce". No estoy muy seguro de ello. Ya recuerda Nietzsche que la neurosis religiosa suele aparecer en todas partes acompañada por tres amigas: la soledad, el ayuno y la abstinencia sexual. Las personas más religiosas necesitan de muchos noes: los feligreses acuden a las iglesias buscando premios y castigos. Un rasgo que sorprende de los creyentes es que no son mejores personas que los no creyentes; y en cambio son más rigoristas o partidarios de las normas y prohibiciones. ¿Una religión tan dulce y misericordiosa que no contemplara los pecados y abriera las puertas del cielo a todo el mundo, con independencia de su comportamiento en la tierra? Esa religión por desgracia no funcionaría. 


1067

Debo de ser como algunas pinturas de museo, ideal para ser mirado de lejos, por ejemplo en este blog, pero que empiezo a empeorar a medida que la gente se acerca a mí.


1066

 

1065

Ese amigo tuyo no te falló JAMÁS porque tuvo la suerte de nacer con un ciempiés dentro de la cabeza y no con un milpiés como yo... ¿Sabes la diferencia entre un ciempiés y un milpiés? ¡Diez veces más posibilidades de fallar!


1064

En muchos sembríos de la vida quizá sea recomendable andar por los caminos de las personas que acertaron; en la literatura son justo esos caminos los que no se deben transitar.

viernes, 16 de abril de 2021

1063

Muy concentrado a la espera de mayo, primer mes de los cuatro que no tienen erre del calendario, que son los meses propicios para escribir poesía según Lichtenberg. Todavía no estoy del todo recuperado del coronavirus (sigo sin respirar bien), pero he decidido vivir como si lo estuviera. Voy a hacerme una prueba: para mí el 30 de abril es Nochevieja y el 1 de mayo Año Nuevo. ¿Me queda todavía algún poder lírico? Veremos.