domingo, 22 de septiembre de 2019

48


Dice Alix Shulman sobre Emma Goldman: "Cuando su anarquismo entraba en conflicto con su feminismo, reaccionaba siempre como feminista".


sábado, 21 de septiembre de 2019

47


Eso que dice Cioran, que solo se da vitalidad a una prosa si buscas la incorrección y te pones a cada paso al borde del solecismo, me parece un pensamiento muy agudo y una gran verdad. Pienso en la prosa de Nietzsche, en la de Proust, en la de Céline, en el monólogo interior de Joyce; pienso en Canetti y en Alda Merini y sobre todo en la pentalogía autográfica de Bernhard, donde la frase se alarga y se repite de continuo, dentro de una anarquía aparente, solicitando del lector una respiración de búfalo y logrando unos efectos de intensidad excelentes, y me doy cuenta al fin de qué quería decir el Cortázar maduro cuando declaraba que su propósito era escribir cada día “más mal”.


viernes, 20 de septiembre de 2019

46


He destruido los piropos en Instagram que venía publicando en el blog porque esta mañana, al lanzar el último, la chica me ha respondido que “es lo más bonito que me han dicho nunca” y de pronto he pensado qué pasaría si esa chica se pasase por este blog y se enterara de que los piropos los lanzo en serie como parte de un experimento literario destinado a revolucionar el piropo tal y como ha venido entendiéndose hasta ahora. Y como he concluido que igual no le gustaría nada, he decidido borrarlos. 

Vaya vaya con el cobardica de neorrabiosito.


45






Publicadas por @nittadinamita (AQUÍ)


44


Hasta me sorprende lo bonita que está mi soledad, lo bien que me come últimamente, cómo eleva palacios de cartón y lanza amenazas en discursos incendiarios que acaban en una gran carcajada, qué multitudinaria se vuelve al mezclarse con la literatura, cuánta espada sin filo y sed de rayo conserva, cómo besa y mima y cuida a mi pequeño héroe y sus hazañas de plastilina.


43


Dije que iba a componer mi propia antología de la aforística universal; dije que las antologías actuales eran eurocentristas y masculinistas y, para remediar el segundo defecto, publiqué la semana pasada un manojo de aforismos de mujeres sobre el ateísmo (AQUÍ). Hoy comienzo a mitigar el primer defecto publicando aforismos africanos desde lo más espectacular de ellos: su increíble colección de proverbios, sin duda los mejores del mundo. Os recomiendo leer completa la selección que he hecho en la entrada de abajo, que seguiré aumentando, porque es un prodigio de sencillez + sabiduría + lirismo.


42


PROVERBIOS AFRICANOS

• • • No se puede pintar blanco sobre blanco, negro sobre negro. Todos necesitan al otro para revelarse.

• • • Lo que ha sucedido sucederá.

• • • El perro tiene cuatro patas, pero no puede tomar dos caminos a la vez.

• • • La hierba nunca crece en el camino por donde todos pasan.

• • • Un anciano que muere es como una biblioteca en llamas.

• • • Cuando tienes un martillo en la cabeza, ves todos los problemas en forma de clavo.

• • • El mejor momento para plantar un bosque es hace veinte años. El segundo mejor momento es hoy.

• • • Mientras los leones no tengan sus propios historiadores, las historias de caza solo cantarán la gloria del cazador.

• • • Si tu padre te cuida hasta que te crezcan los dientes, cuídalo hasta que se le caigan los dientes.

• • • Incluso si no te gusta la liebre, ¡reconoce al menos su velocidad!

• • • Cuando orinas en la pared de alguien, la última gota es para tus zapatos.

• • • Remar en la dirección de la corriente siempre ha hecho reír a los cocodrilos.

• • • Dale un libro a una cabra, ella hará una gran caca.

• • • Un león no muere, solo duerme.

• • • Todo tiene un fin, excepto el plátano que tiene dos.

• • • La cebra está rayada por fuera, el hombre por dentro.

• • • 50 limones son pesados de transportar para una persona, pero qué hermoso 50 personas con un limón cada una.

• • • ¡Quien quiera provocar a un nido de avispas debe aprender a correr rápido!

• • • Una valla sólida solo se hace con la combinación de bambú nuevo y viejo.

• • • No culpes a Dios por crear el tigre, agradécele más bien que no le haya dado alas.

• • • Cuando el ratón se burla del gato, es porque su agujero no está muy lejos.

• • • El enemigo conquistado por la verdad nunca volverá; el enemigo derrotado por las armas ciertamente regresará.

• • • Incluso si se deja un trozo de madera en el agua durante mucho tiempo, nunca se convertirá en un caimán.

 • • • Cuando las telarañas se unen, ¡pueden atrapar a un elefante!

• • • La sal viene del norte, el oro viene del sur y el dinero proviene del país de los blancos, pero la palabra de Dios y los cuentos bonitos solo los encontramos en Tombuctú.

• • • La piel de una pulga se puede usar para cubrir a seis personas.

• • • La vida es una caña en el borde del agua que a veces se inclina hacia un lado y otras hacia el otro.

• • • La ira de una madre nunca pasa la noche.

• • • El que no ha descendido de una montaña, no debe burlarse de un hombre sin dientes.

• • • El árbol que cae hace más ruido que el bosque en crecimiento.

• • • ¡El perro que vio al león y el que no lo vio no tienen la misma forma de correr!

• • • Puedes dejar tu mano en el agua durante un mes: estará mojada, pero no limpia.

• • • El guijarro que se lanza con ira rara vez mata al pájaro.

• • • Cualquiera que sea el sabor de la comida, no te tragues la lengua.

• • • ¡Reconozco la utilidad de las nalgas cuando llega el momento de sentarse!

• • • La mentira da flores, pero no fruto.

• • • Cuando no sepas adónde vas, regresa y recuerda de dónde eres.

• • • ¡Una canoa nunca es demasiado grande para volcar!

• • • Robar un tambor es fácil, el problema es tocarlo.

• • • La fuerza del pez es el agua.

• • • El niño es como una enredadera de calabaza: si no se coloca en la dirección correcta, se arrastra hacia donde no es necesario.

• • • Quien venda tomates no debe pelear.

• • • Lo que dice el pájaro en la rama del árbol no es lo que dice en la mano de un niño.

• • • La buena madera siempre tiene hormigas.

• • • Un ex líder no quiere ver que su ciudad avanza.

• • • Cuando solo tienes una lanza, no debes usarla contra un elefante.

• • • El sol nunca olvida un pueblo, aunque sea pequeño.

• • • La sabiduría del león no es la sabiduría de la pantera.

• • • El lápiz de Dios no tiene borrador.

• • • Cuando el gato se va de viaje, los ratones sacan el tom-tom.

• • • El dolor de los demás es soportable.

• • • Dos que tienen consejo son más fuertes que ocho que disparan flechas.

• • • Incluso si pasa sus días en otro lugar, Dios regresa a Ruanda todas las noches.

• • • No faltan huesos en la casa de la hiena.

• • • El ladrón nunca será mejor que el dueño.

• • • Los que comparten el mismo pozo enredan su cuerda.

• • • El pájaro que nunca ha volado, el día que vuela da la vuelta al país.

• • • Si tengo que morir en el monte, que sea el león el que me mate.

• • • Si las hormigas se juntan, pueden levantar un elefante.

• • • Solo el idiota arranca el árbol frente a su puerta y luego comienza a buscar sombra para refugiarse.

• • • Si ves una serpiente en una bicicleta, es porque ha encontrado la manera de pedalear sin los pies.

• • • Incluso si el elefante es delgado, sigue siendo el rey del bosque.

• • • Los defectos son como una colina: te subes a los tuyos y desde allí solo ves los de los demás.

• • • Diez amigos, ningún amigo.

• • • Tu primer enemigo es el que te medita sin conocerte.

• • • Es quien come contigo quien te mata.

• • • Quien tiene prisa por tener un hijo termina casándose con una mujer embarazada.

• • • La gallina conoce el amanecer, pero espera la canción del gallo.

• • • Es el jorobado quien sabe cómo cavar la tumba de otro jorobado.

• • • No cambiemos de piragua en medio de un lago con caimanes.

• • • Quien nazca para ser ahorcado no se ahogará.

• • • Quien piense que es demasiado grande para hacer cosas pequeñas, a menudo es demasiado pequeño para hacer grandes cosas.

• • • Si ves una oveja entre leones no es una oveja.

• • • Un hombre sin cultura se parece a una cebra sin rayas.

• • • Si un animal te dice que puede hablar, probablemente esté mintiendo.

• • • ¡El hombre sabio no juega a saltar con un rinoceronte!

• • • La cabaña con techo de paja donde se ríe es mejor que un palacio donde se llora.

• • • No te apures en casarte, de lo contrario tu madre será más bella que tu esposa.

• • • Si compras una vaca, asegúrate de que la cola esté incluida en el trato.

• • • Si eres feo no acuses a tu espejo.

• • • Yo sobre ti, tú sobre mí, en nueve meses seremos tres.

• • • Quien quiera ser rico no será bueno, quien quiera ser bueno no será rico.

• • • Si caminas por el bosque y te encuentras con el mismo árbol dos veces, es porque te has perdido.

• • • De la misma flor, la abeja saca su miel y la serpiente su veneno.

• • • Es mejor dejar que el niño se queme las manos que prohibirle que juegue con fuego.

• • • No plantamos maní para cosechar coco.

• • • Dios es grande, pero Satanás no es pequeño.

• • • Si la barba fuera sinónimo de respeto, la cabra no sería conducida al matadero.

• • • La mentira toma el ascensor y la verdad las escaleras.

• • • No es porque seas hermosa que te amo, sino porque te amo, que eres hermosa.

• • • No puedes mirar en una botella con ambos ojos.

• • • Cualquier niño criado por un trueno no teme al rugido de un león.

• • • Si el joven supiera, si el viejo pudiera.

• • • La muerte debe ser un viaje hermoso, porque nadie ha regresado.

• • • Lo que te niegues a aprender con calma, la vida te lo enseñará llorando.


41


Escribe el Príncipe de Ligne:
Montaigne era –él sólo– todo el Pórtico de Atenas, y sin un ápice de vanidad. En él destaca el buen hombre, el buen corazón, la buena cabeza. Adivinó el mundo por venir. Vio el pasado, el presente y el futuro, y no se tuvo por gran mago.
Lo de su falta de vanidad no es cierto. Montaigne era un falso humilde. Por mucho que se definiera como “chupatintas inútil” y dijera en el prefacio de sus Ensayos que solo escribía para que le conocieran mejor su familia y sus amigos, eso no casa con entregarnos un libro con más de 1400 citas de autores grecolatinos y hacer una edición no para esos familiares y amigos, sino para todo el mundo. En cuanto a que “vio el futuro”, eso no ocurrió siempre, como cuando pronostica que las armas de fuego, por su ineficacia y lentitud (las primeras tardaban mucho en cargarse de pólvora y era frecuente que se encasquetaran), iban a ser sustituidas de nuevo por las espadas. Y en lo de que era buena persona y tenía buen corazón, existe un capítulo en su vida que pone en riesgo esa supuesta bondad. Como sabéis, y si no lo sabéis os lo cuento yo, Montaigne era alcalde de Burdeos cuando a esa ciudad llegó la peste. Y este sabio perigordino, cuando sucedió esto… ¡huyó de la ciudad, echó a correr! ¡Siendo él su alcalde! Y como el muy sinvergüenza tampoco contestó a las cartas de su corporación municipal, que pedía encarecidamente su vuelta, fue finalmente destituido. Este capítulo de su vida no solo pone en riesgo su fama de buena persona sino también su obra porque, siendo el escepticismo uno de los tabiques de sus ensayos, su famoso “en la duda, abstente” adquiere un matiz negativo. Una cosa es la duda fértil, la que te mantiene alejado de dogmatismos y totalitarismos, y otra cosa es la duda por conveniencia, la que se emplea para lavarse las manos y no comprometerse. Con su comportamiento ante la peste, Montaigne demostró que era del segundo bando.

Montaigne fue un sabio inmenso, sí, pero…


40


Siempre he dicho que los madrileños saben mucho de fútbol y que es un placer charlar, casi en cualquier bar que entres, con personas que se acuerdan de tal gol o tal penalti fallado desde la década de los noventa o antes, incluso si te refieres a clubes de fútbol no españoles, pero este respeto que guardo por su saber balompédico está menguando mucho últimamente hasta volverse casi invisible. A ver cómo se entiende de lo contrario que Zinedine Zidane, que ganó tres Champions como técnico en tan solo dos años y medio y que fue uno de los jugadores más inteligentes que he visto nunca en un césped, ahora resulta que no vale como entrenador. Que no tiene ni idea de fútbol, te dicen. Que le falta pizarra. Que los jugadores le toman por el pito del sereno. En fin.


39


Pocas cosas me ponen más enfermo que la falta de respeto a la grandeza, y con grandeza me refiero a la de verdad, no conseguida violando mujeres, lanzando bombas o machacando indígenas. Esa falta de respeto que ahora sufre Zidane la lleva sufriendo desde el comienzo Pep Guardiola, que YA es uno de los mejores entrenadores de la historia del fútbol, pero que sigue siendo ninguneado por el madrileño de a pie, mitad por el complejo que sufre el madrileño ante los catalanes, sobre todo si son independentistas, y mitad por la aristofobia ínsita en los habitantes de esta ciudad. El mantra anti-Guardiola por excelencia es este: “¡Si es tan buen entrenador, que lo demuestre en el Getafe!”. Esto es una estupidez tan grande como enviar a Beethoven a tocar la flauta a la misa dominical o poner a Miguel Ángel a pintar cubos de basura en Lavapiés, igual que el chico ese, solo para que DEMUESTREN lo que valen.

No. Esto no funciona así. Solo algunas águilas pueden respirar el aire de las cumbres más altas. Beethoven debe ir a Viena, Miguel Ángel a Roma, Guardiola al Manchester City; los grandes tienen que estar entre grandes para desarrollarse, deben frotar su cerebro entre ellos para parir Sixtinas, Novenas Sinfonías o el fútbol más maravilloso que se ha visto en un césped. ¡Qué me estáis contando de Guardiola en el Getafe!


jueves, 19 de septiembre de 2019

38


Publicada por @madriddiferente (AQUÍ)



Publicada por @pati.difusa (AQUÍ)



Publicada por Julia Gómez Soriano (AQUÍ)



37


Llego a Maracaná con melón y nectarinas en mi bolsa y, puesto a comerlas, descubro que ni el melón ni las nectarinas saben ya a nada. Esto no es para mí una mera contrariedad: es un desastre.

A ver cómo le explico ahora a mi cuerpo nectarino-dependiente que ya no va a comer más nectarinas hasta el año que viene. Y que debe esperar otro millón de jueves para que regresen las cerezas. A ver.


36


Habrán sido solo veinte segundos, nada más que veinte segundos los que me he pasado detrás de una vieja en una acera de Carabanchel que no admitía espacio más que para una persona, pero se me han llevado tanto los demonios que todavía de vuelta en Maracaná seguía con tal mala hostia que me he tenido que llamar la atención: ¿De verdad me estás diciendo, Batania, que una puta vieja que además no tiene ninguna culpa te va a joder toda la tarde por veinte putos segundos detrás de ella?

Dobles aceras en Madrid YA. Carril para que caminen los viejos YA. O que pongan un carril para los histéricos como yo, porque yo tengo que caminar a MI VELOCIDAD, no puedo detener mi frenetismo ni siquiera una miga de segundo, ya lo he intentado un millón de veces, cuarenta y cinco años intentando serenarme y no, es inútil, no-se-pue-de.


35


Justo hoy me he dado cuenta de que al jersey que me compré el lunes y que llevo poniéndome dos días seguidos… ¡se me había olvidado quitarle las dos etiquetas! Llevo dos días danzando por las calles con las dos etiquetas colgando alegres por mi espalda, feliz de la vida, ejecutando mi ridículo nº 3455. Me he acordado para consolarme de cuando a Bukowski le dejó una chica porque acudió a una cita con ella sin haberse quitado el pijama.

¡Dos días enteros con dos etiquetas enormes al aire! ¡Con el precio de 13’99 a la vista! ¡El circo Batania en todo su esplendor! ¡Que se entere todo el mundo de que me he comprado un jersey nuevo!


34


Antes estaba tan obsesionado por que mis frases no coincidieran con las de otros, que hasta las subía entrecomilladas a Google antes de pintarlas en los cubos, pero a medida que he ido leyendo a los grandes aforistas universales me he dado cuenta de que es una preocupación exagerada: la mayoría de aforistas tienen frases casi iguales a las de otros e importa bien poco, porque donde se examina el hacedor de frases es en el conjunto, en la panorámica, en el diagnóstico que ofrece de la sociedad o en su filosofía vital de alcance. El aforista se puede contradecir y la contradicción forma parte de su trabajo, pero mal aforista será si su trabajo consta solo de contradicciones, si es como aquel arquero famoso, de puntería tan desastrosa, con el que Sócrates solo se sentía seguro colocándose en el centro de la diana.

Aunque sigo en mi época semeocurrista del aforismo y sigo lanzando mi flecha hacia cualquier parte, voy viendo poco a poco hacia dónde tiene que ir mi aforismo de alcance, el panorámico: tengo que escribir un aforismo que sea la alternativa y denuncia del aforismo neoliberal que llena los libros de autoayuda de hoy. El aforismo neoliberal invita a trabajar, a tener autoestima, a levantarse después de caer, a ser sólido, a decir la verdad, a marcarte metas, a cumplir tu palabra, a tener disciplina, a madrugar, a ser líder, a ser decidido, a tener tesón, a fortalecer la voluntad. Es un aforismo para crear seres cuadrados y cyborgs de competición que no desperdicien ni una gota de energía en nada que no sea un objetivo previamente fijado. El aforismo más terrible que he leído en esta línea, ya no recuerdo a qué gurú, es este:

El 90% del pensamiento interior es perjudicial.

Digo terrible porque, en el intento contra natura de convertir a personas de carne y hueso en napoleoncitos mentales, ese aforismo neoliberal dice la verdad: que el pensamiento interior te hace más complejo pero te lleva muchas veces a la duda y a la inseguridad y a la multiplicidad estéril, mientras que la carencia de él te vuelve más simple y te lleva a la acción por la acción, a la actividad recta, centrada y ganadora, sin estorbos ni escrúpulos de ningún tipo.

Frente a este aforismo neoliberal, el aforismo neorrabioso tiene que ir creciendo en favor de los vagos, de los desastres, de los que no soportan las ocho horas laborales, de los que son incapaces de orden y disciplina, de los que ya se han dado cuenta de que quedarse en el suelo es la mejor manera de no volverse a caer. Debe ser un aforismo contra la cohesión y la identidad, un aforismo que se dirija a un público que ni siquiera desea realizarse, por lo que tiene la realización de conclusión, de fin del viaje. El aforismo neorrabioso dice: Bienaventurados los seres sin voluntad, porque nunca incendiarán Persépolis ni destruirán Tenochtitlán. Bienaventurados los perros ladradores, porque nunca serán mordedores. Bienaventurados los enanos, porque nunca harán sombra a otros. Bienaventurados los sin fruto, porque nunca tendrán gusano. Es un aforismo que no debería ser agresivo con el aforismo dominante/neoliberal sino que trataría de boicotearlo con humor, en el plan de: “Bueno sí, a mí también me gustaría ser Chuck Norris, pero es que dar puñetazos me estropea las uñas. Bueno sí, a mí también me gustaría ser Margaret Thatcher, pero es que jugar con mis gatos me parece más excitante que la Guerra de las Malvinas”.


33


Hablé anteayer con una chica saharaui que subió fotos a Instagram de una redada racista (una más) que estaba practicando la policía en el metro Puente de Vallecas. En un momento de la conversación le dije:

—Admiro sobre todo a los inmigrantes que se niegan a integrarse en España, aquellos que se dan cuenta del trato neocolonial que reciben y se enfrentan a él.

Y ella, que es nacida en España, me contestó de inmediato:

—Antes muerta que integrarme en Occidente.


miércoles, 18 de septiembre de 2019

32


Escribe el Príncipe de Ligne:
Cicerón no desdeñaba los lugares comunes; los griegos, sus maestros, no menos. Leed los manuales de Epicteto y los demás, tan bien impresos por Didot, y decidme si un hombre de letras de ahora se atrevería a publicar cosas tan manidas y con tan poca chispa.
Lo que sucede aquí es que Ligne conoció los salones literarios franceses del siglo XVIII y principios del XIX, una de las épocas de la historia donde más se ha admirado el ingenio, donde una persona de ingenio podía hacer carrera (a causa de su agudeza el rey le concedió a Talleyrand la abadía de Saint-Denis), si bien es un ingenio con freno de mano si lo comparamos con el de hoy, el de la época de internet y las redes sociales, donde se cultiva un ingenio pueril sin almendra ni hueso. Epicteto escribió un manual en el que abogaba por la resignación, el camino recto, el punto medio y el no apartarse de las acciones normales para tener una vida sin sobresaltos: es normal que escribiera sin buscar el esguince ni la sorpresa. Estoy seguro de que si Epicteto hubiera leído a Ligne, se habría echado a reír: ¿qué es este moralista belga, un escritor o un acróbata? ¿Busca la verdad o juega con ella? ¿Profundiza o frivoliza? En mi época de lector joven yo también me hacía preguntas similares: ¿por qué Polibio no sabe escribir goloso como Suetonio? ¿Por qué Tocqueville no danza como Voltaire? ¿Por qué la prosa de Camus no tiene la peonza de Nabokov? Más tarde me di cuenta de que soy yo, que vivo en continua ansiedad, el que busca escritores que ardan y muerdan y bailen en la página, pero los escritores calmados que trabajan la exactitud o el sentido común no son escritores para nada inferiores, sino simplemente distintas caras que ilustran la riqueza de la escritura.


31


Declara Cioran en su libro de conversaciones:
Antes de venir a Francia, comía como un animal, porque mi madre nunca nos explicó: al mediodía, vamos a comer esto y esto. Nunca oí un comentario de este tenor: esto es bueno y esto es malo. Se comía y se acabó. (Risas). Mi familia no era pobre precisamente, pero se consideraba que el acto de comer no formaba parte de la civilización. Aunque no procedo de un pueblo civilizado, pero, en fin, el problema no es ése. Eso es aparte. Pero esto era lo que sucedía: cuando llegué a París, desembarqué en un pequeño hotel del Barrio Latino. Bajaba todas las mañanas a telefonear y recuerdo, al comienzo, oír a la patrona, su marido y su hijo hablar así: “Mamá, ¿qué vamos a comer hoy?”. Es cierto, durante media hora... ¡menudo lo que elaboraron! Pensé que tendrían invitados. Se repitió dos o tres veces y al final indefinidamente y entonces me dije: “Ah, o sea, que comer es un acto intelectual. Forma parte en verdad de la civilización”. Y, cuando comía, empecé a hacer comentarios. “Esto está bueno”. Empecé a comer de forma consciente.
Esto me recuerda un poco a Lauros y a Vizcaya en general, aunque en Vizcaya se dedica tiempo sobre todo a la post-comida: largas conversaciones, a veces de horas, sobre cómo se comió aquel día, cuál es el secreto de tal o cuál receta, qué calidad tiene tal o cuál cocinero, qué fama ese o aquel restaurante. Son conocidas las tres preguntas básicas de la filosofía vasca: quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos a comer. A la vuelta de cualquier viaje de un vizcaíno por España o por el resto del mundo, hay una pregunta que no falla:

—¿Y qué tal has comido allí?


30


"Siempre hay una cuchara desordenada en cada familia", dice un proverbio georgiano. ¿Qué bonito, no? Y una alternativa a nuestra "oveja negra", tan sobada y resobada que tengo yo escrito que lo raro en esta sociedad victimista es encontrar a alguien que en su familia fuera la oveja blanca.


martes, 17 de septiembre de 2019

29


En mi caserío Astobieta teníamos flores de muchas variedades, pero cuál fue mi sorpresa cuando Iratxe, una de las primeras veces que vino, se quedó pasmada ante una flor en la que yo no me había fijado en mi vida.

—Esa flor —me dijo abriendo mucho los ojos—, ¿cómo se llama esa flor?
—¿Esa? —le dije yo, flipando—. Esa… esa es la flor del calabacín, Iratxe.

Es como fijarse en las flores del cardo, que también son bonitas, por cierto. Como los calabacines se siembran con un objetivo alimenticio evidente, nadie se fija en sus flores de amarillo vivísimo que a veces lindan con el anaranjado, flores que luego frutecerán en lozanos calabacines. Hasta que llega la Iratxe de turno, el asterisco que aparece entre un millón de asteriscos, el Stradivarius de las mujeres, y le encuentra la belleza que realmente tiene y que nadie osaba decir porque… ¡cómo vas a elogiar a las flores del calabacín!

Me he acordado hoy de esta historia, no sé por qué. No se fijó de mi caserío ni en las rosas ni en los claveles ni en las calas ni en los geranios ni en los gladiolos: solo se maravilló ante la señora flor del calabacín.


28


Lo que me ha pasado hoy. Un tipo que iba sentado a mi lado en el metro ha aprovechado la siguiente parada para sentarse en otro sitio cinco o seis metros más a la derecha, donde también debía permanecer pegado a otras personas. ¿Será, he pensado, que va siendo hora de tomar una de las decisiones que más me desagradan en esta vida, la de ducharme?

Ya he contado en otras ocasiones que en asuntos de higiene me atengo a John Major, ex primer ministro británico que, durante la insospechada sequía que azotó al Reino Unido en la década de los 90, salió en prime time y dijo a la población que tanto él como su mujer solo se duchaban una vez cada quince días. Decía Major que ducharse una y otra vez no es más que obsesión, enfermedad y floristería. Sé que hay mucha gente que se deja aconsejar por otro tipo de gurús: permitidme que yo siga confiando en un gurú que además fue primer ministro británico.

Que uno está ya hasta los huevos de que nos acusen de guarros a los que no somos más que ecologistas radicales :)


27








26


Cada frase tiene su contrafrase, pero entre el proverbio chino “Es difícil gobernar a la gente cuando es demasiado erudita”, y el dicho popular “El peor enemigo de un gobierno corrupto es un pueblo culto”, yo me pongo con las dos manos en favor del segundo y como prueba aporto los países que forman Escandinavia, donde todos los índices señalan que sus ciudadanos, además de ser los más cultos, disfrutan de gobiernos aburridos y de los mejores niveles de vida del planeta.


25


ONCE CENTELLAS

• • • Cada una de sus sonrisas era una ráfaga de kalashnikov.

• • • También el planeta es una jaula, pero se tarda lo suyo en encontrar los barrotes.

• • • Si no te animas a empaparte nunca sabrás lo estúpidos que son los paraguas.

• • • Toda asociación con más de tres normas es dictadura.

• • • No existe agua de mejor calidad que las babas de un beso.

• • • Si tu tristeza pesa dos kilos deja que yo te lleve uno.

• • • Son los aplausos del público lo que más avergüenza al león que salta por el aro.

• • • Ante la injusticia no es defecto que los sabios se vuelvan charlatanes.

• • • En mi balcón flores, no banderas.

• • • No interfieras en las peleas de dos personas que se aman.

• • • Rendirse, qué tulipán.


24


No debería librar nunca, porque cada vez que libro me paso todo el día a) bebiendo y b) viendo competiciones deportivas en páginas piratas de Internet. Este fin de semana me he visto el partido del Real Madrid, el del Barcelona, el del Liverpool, el del Manchester City y el Gran Premio de San Marino de Moto Gp, además de la final y el partido por el tercer y cuarto puesto del mundial de baloncesto, en algunos casos alternando dos competiciones a la vez. Lo único bueno de estos dos días es que de continuo sentía mala conciencia por no estar publicando nada en el blog. Por tanto, ahora que estoy aquí de nuevo y muy arrepentido de mi comportamiento, voy a hacer esta promesa: jamás voy a dejar de publicar al menos una entrada al día, jamás, porque si dejo de amar a mi blog el blog va a dejar de amarme a mí.


domingo, 15 de septiembre de 2019

23


Ya ha empezado la campaña para que el futbolista Ansu Fati, nacido en Guinea-Bissau y nueva sensación de la liga, juegue para la selección española. Ellos lo llaman "lo normal"; yo lo llamo colonialismo.


viernes, 13 de septiembre de 2019

22


Muy triste por la derrota de Australia ante España en el mundial de baloncesto. Desde muy pequeño me he sentido como un ornitorrinco abandonado en el medio del rebaño y, como supongo que sabréis, los ornitorrincos somos de Australia y animamos a Australia.


21


Lo de agrupar el índice de felicidad según naciones no me parece pertinente. La felicidad es algo más íntimo y radica sobre todo en a) novia b) amigos c) familia y d) trabajo. Voy a decir tres quizás por los que pienso que muchos madrileños no son felices:

1) El machismo no se rinde. Los hombres madrileños viven en tragedia psicológica desde que las mujeres han descubierto el feminismo y siguen sin resignarse a perder sus privilegios masculinos. Tampoco las mujeres llevan bien haberse hecho feministas tan rápido y tienen muchas dudas y frecuentes recaídas en las mujeres que eran antes. La consecuencia es que los noviazgos y los matrimonios se hacen cada vez más raros o duran menos.

2) No existen amigos. La amistad es rara en Madrid. Es una ciudad donde existen demasiadas oportunidades de crecimiento profesional para que se puedan crear lazos que no tengan que ver con los intereses. Un amigo madrileño es una inversión. Aquí lo que abundan son los trepas y las mafias.

3) Los bajos sueldos / vivienda carísima. Como los sueldos son bajos, el pago del alquiler se lo lleva todo y no puedes permitirte ocio. O tienes que compartir piso y respetar las leyes de convivencia que has pactado con tus compañeros, con la pérdida de autonomía que eso supone. O tienes que seguir hasta los 40 años en casa de tus padres, de los que estás harto. Y olvídate de tener hijos, claro.

Esto es lo que mata la felicidad, no la irrupción de VOX, no Puigdemont, no Otegi, no la monarquía, no los reinos de taifas españoles, no los inmigrantes, no las redes sociales. Si tienes una mujer maravillosa, unos amigos de verdad y un trabajo digno, ya puede hundirse España, independizarse Catalunya o bajar a segunda el Real Madrid, que tú vas a seguir colmado de felicidad.


20


DOCE CENTELLAS


• • • Busco gente que conserve sitio de sobra en la cara para sonreír.

• • • No es de mi país aquel a quien no he abrazado.

• • • Si fuera feliz, yo también trataría de ser objetivo.

• • • Tus traumas son los ladrillos con los que levantarás tus mejores palacios de palabras.

• • • Yo que era un ser ridículo pero al menos anónimo, desde que me puse a escribir se están enterando todos.

• • • A la patera moral de Europa ya no la salva ni el Open Arms.

• • • Cuando estuve enamorado veía en el espejo a un gran hombre y ahora solo me veo a mí.

• • • La combinación que abre esa caja fuerte se llama sentido del humor.

• • • ¿Reducirnos a moscas es vuestra manera de sentiros leones?

• • • Al fin encontré un país sin fronteras: se llama Soledad.

• • • Si el robo es millonario se le llama negocio.

• • • El poeta ama a quien le conviene a su bolígrafo.


jueves, 12 de septiembre de 2019

19


Publicada por @17rq (AQUÍ)



Publicada por @francescaalbanese73 (AQUÍ)



Publicada por @jsanchezsierra (AQUÍ)



Publicada por @lowcoststreetart (AQUÍ)



Publicada por @mampaso (AQUÍ)