martes, 31 de marzo de 2020

588


A Trump, que tenía pensado acabar con el confinamiento para mediados de abril, le hicieron cambiar de opinión sus expertos, que le dijeron (AQUÍ): "Si extiendes durante más tiempo las medidas de confinamiento, solo van a morir 100.000; si en cambio abres de nuevo el país, van a morir 2.200.000".


587


Extraigo estas dos respuestas de la entrevista que le hace El País (AQUÍ) al presidente de Lombardía, Attilo Fontana:
EL PAÍS: Si pudiese volver atrás, ¿qué errores no cometería?
ATTILO FONTANA: Sería más contundente lanzando la alarma, aun a costa de que me insultasen. Al principio pedí que todos los ciudadanos procedentes de China fueran puestos en cuarentena y me llamaron racista. Me puse la mascarilla en la televisión, y me insultaron y me dijeron que le restaba credibilidad a Italia. Dejé de hacerlo, pero tendría que haber seguido adelante con esa comunicación para hacer transmitir que era muy grave. Pedí medidas más severas y rigurosas desde el principio, y quizá debería haber sido más duro oponiéndome al Gobierno. Pero claro, habría que ir a Roma y encadenarse en el Palacio Chigi. Y yo no soy médico, ni especialista.
EL PAÍS: Lombardía es una de las locomotoras de Europa. ¿Le ha decepcionado el papel de la UE? 
ATTILO FONTANA: ¿Europa? ¿Qué es Europa? Es algo inexistente en los momentos que cuentan, cuando sería oportuno tener a alguien cerca con una voz que aportase seguridad y afrontase problemas y echase una mano a los más débiles. Europa ha demostrado en esta crisis su inutilidad. Para qué sirve una Europa que no está cerca de quien sufre. Me siento muy ofendido por los recursos financieros ridículos que la UE puso a disposición de Italia cuando se anunció todo esto.

586


Sobre la entrada (AQUÍ) donde mostraba mi asombro ante las diversas fotografías que han publicado los medios sobre el cuadro robado de Van Gogh, me responde por correo Ilkhi Carranza, cuyo blog es Zubihotza, otarrizko aizkorea (AQUÍ):
Respecto a la entrada sobre el robo del Van Gogh en la que muestras extrañeza por las diferentes fotos del mismo cuadro, eso es normal, antes de que existiera Internet ya pasaba, si tú cogías cuatro libros de distintas editoriales, en los cuales estaban Las Meninas, parecía como si cada uno de aquellos libros mostrara una imagen diferente. La razón era las condiciones de iluminación, el tipo de película utilizado y la predominancia de color de la impresión en offset. Ahora, en plena era digital, la razón de esta diversidad de resultados reside en la iluminación, el balance de blancos de cada cámara fotográfica y el abuso de Photoshop.


585


¡Qué grandes! Los manteros de Barcelona que sacaron la marca Top Manta, muchos de los cuales son costureros y cuentan con veinte máquinas industriales de confección, han comenzado a fabricar batas, gorros y mascarillas para ponerlas a disposición de Sanidad.




584


La esperanza de los gobiernos europeos es que inconscientes del tamaño de Trump o Bolsonaro lo hagan aún peor y causen tal masacre (Trump ya se conforma con 100.000 muertos) que dejen en una anécdota la catastrófica gestión (tardía, débil y nacionalista) de Europa.


583


Dice Paul Krugman (AQUÍ) que la negación del coronavirus hasta el último momento por parte de los republicanos estadounidenses forma parte de una negación general de la ciencia: el partido republicano es el único partido importante del mundo que niega el cambio climático, y ninguno de sus candidatos a la presidencia en 2016 creía en la teoría de la evolución.


582


En esta crisis, ya son varios los que han subido a las redes la frase neorrabiosa Este planeta ya no se arregla con una mano de pintura, a veces con fotografías extraordinarias, como esta de fini_bosque (AQUÍ):


581


El director del programa de emergencias de la OMS, Michael Ryan, dice que el confinamiento no es suficiente (AQUÍ): 
¿Podemos esperar que España e Italia estén cerca de ese punto? Sí, pero… Todo el mundo habla de la curva ascendente y de estabilización. La pregunta es cómo bajar la curva. Y bajar la curva no es solo el confinamiento y ya. Para reducir los números, hay que duplicar los esfuerzos de los sistemas de salud.

580


Desde pequeño me han gustado todo tipo de comidas, entre ellas las legumbres y las verduras, pero siempre ha habido una que no he soportado: las acelgas. Y hete aquí que acabo de hacerme unas acelgas (de bote, ojo, envasadas) para concentrarme un poco, para no tomarme la enfermedad o lo que tenga con demasiada relajación, porque un enfermo tiene que tomar comidas de enfermo y las acelgas demuestran que me estoy creyendo mi enfermedad.


579


Hablando ayer por teléfono con un compañero de trabajo, me dijo que tenía amigos y conocidos con síntomas leves de coronavirus, algunos de los cuales no manifestaban tos, a los que la comunidad les había hecho un seguimiento: les llamaban al menos una vez cada tres días para comprobar su evolución.

—Pero esos amigos tuyos, ¿hace cuánto que la cogieron? —le pregunté yo.
—Hace diez, quince, veinte días.

Eso ya se ha acabado, por lo que veo. El farmacéutico me lo dijo muy claro y con frase entre terminante y de coleguillas:

—Tienes que comerte la enfermedad solo.


578


Lo más surrealista de mi enfermedad (en el caso de que la tenga, ojo) es que me ha bastado ir a un farmacéutico y decirle que “creo” que tengo fiebre y que me están viniendo fríos y debilidad general al cuerpo, para que el propio farmacéutico me dé el tratamiento (aislamiento y un paracetamol cada ocho horas) y me ordene no acudir a ningún hospital porque están colapsados. El que me atendió en el teléfono de la Comunidad de Madrid me prohibió incluso llamar a mi centro médico en el caso de que la fiebre (tenía 37’5) me remitiera en tres días; más tarde, cuando dije que mi jefe necesitaba los papeles de la baja, me autorizaron a llamar a mi centro médico. Aquí también me encontré con problemas: aunque traté de hacerme la baja de forma telemática, me fue imposible porque después de veinte llamadas nadie cogía el teléfono. Al final tuve que acudir allí en persona, con el riesgo que supone eso, y me dieron la baja ipso facto, sin hacerme ningún test ni nada.


577


Entiendo que ningún país estaba preparado para esto y que ningún sistema sanitario tiene los miles de respiradores o millones de mascarillas o millones de test (ya es más difícil de comprender que en España hayan faltado ¡hasta guantes de nitrilo!) que se necesitan ante una crisis como esta. Pero si no los tienes al principio de la crisis, ya es más difícil de entender que no los tengas cuando la crisis ya está muy avanzada. Que no tengan test ahora me parece lógico, pero qué menos que decirme Batania, danos un número de móvil que, cuando los tengamos, te llamamos y te hacemos la prueba.


576


Consejo para la gente que crea que tiene la enfermedad y esté preocupada: decid desde el principio que tenéis tos, porque si decís como yo que no tenéis tos os van a tomar desde el minuto uno por el pito del sereno.


575


¿Para qué sirve España, vuelvo a preguntar? ¿Para qué se me quita una parte de dinero hasta cuando compro una lechuga, si luego ese dinero no se invierte en lo esencial, sino en comprar banderas rojigualdas, iniciar a los niños en la defensa de genocidios, obligar a los escolares a leer autores de tercera categoría, construir CIEs, parar a las personas según el color de la piel y repatriarlas sin un juicio de garantías?


574


Dormí doce horas seguidas y acabo de levantarme. He dado 36'8º en el termómetro. Siento debilidad general y pesadez en la cabeza, pero estoy muy tranquilo, tan tranquilo que, de hecho, mi enemigo ahora es la relajación: he pasado de estar asustadísimo anteayer, cuando me vino la fiebre alta, a empezar a tomarme a cachondeo la enfermedad, y tampoco es eso.


lunes, 30 de marzo de 2020

573


Han robado la obra Jardín de primavera, de Vincent Van Gogh, del museo holandés Singer Laren, aprovechando que cerraba por coronavirus, y al reproducir los diversos medios el cuadro, me ha vuelto un pensamiento que ya he tenido otras veces. Conocemos la mayoría de cuadros famosos por medio de fotos, pero esas fotos, a veces, ¡son muy distintas entre sí! Pongo a continuación la foto que han publicado tres medios distintos sobre el cuadro robado: parece que son del mismo cuadro, pero cuántas diferencias.





572


Este es un extracto-pantallazo en el The New York Times (AQUÍ) de la forera Emi, china que vive en Alemania y estudia en USA:


571


Me dice Loli, médica valenciana, que el hecho de que me esté bajando la fiebre es el dato definitivo que demuestra que solo he cogido la versión bonsái del coronavirus, con muy poca carga vírica, y que este es un virus chorra que además ya han pasado “el 80% de los españoles”.

Pero qué te va a decir una médica. En la vida he visto un médico que te diga: “Estás al borde del hoyo, ve al confesionario, despídete de los amigos, haz testamento”.


570


Como ya no acaricio a los gatos que viven conmigo por temor a contagiarles, y hasta me muestro arisco cuando me reclaman esas caricias, se me están poniendo de un raro muy raro, como diciéndose: "Algo huele a podrido en Dinamarca".


569


Llegada una gran crisis con un gobierno amigo en el poder, gran parte de la izquierda española está tirando de la misma herramienta cobarde que suele usar la derecha: la unidad nacional como coartada para limitar la libertad de expresión. Es el momento, te dicen, de estar juntos. Criticar ahora, prosiguen, es mezquindad y oportunismo.

Las luchas esenciales de la izquierda, que son las luchas por la libertad y la igualdad, quedan suspendidas precisamente por esta izquierda proPedro+Pablo. No se puede decir que los sanitarios están luchando sin los equipos de protección necesarios. No se puede decir que la policía está aplicando a mansalva la Ley Mordaza. No se puede decir que los currelas e inmigrantes son los que hacen que siga funcionando el país mientras los demás se pasan memes de quédate-en-casa. Tampoco se puede decir que Pedro Sánchez toma todas las medidas diez días después de que todo el mundo se las pida a gritos y que, una vez tomadas, descubres en la letra pequeña que no son tan drásticas como se presuponían. Por ejemplo, ¿por qué tienen que seguir trabajando ahora los empleados y las empleadas de limpieza en las comunidades de vecinos? ¿Es que no se puede estar ni once días con las escaleras un poco sucias?


568


En qué condiciones estarán trabajando los médicos de Nueva York, que están pidiendo las protecciones que por televisión ven que usan los italianos y los chinos. Escribe el forero TS en el comentario mejor valorado de The New York Times (AQUÍ):
Soy médico, un radiólogo que pronto será sacado de la sala de lectura aislada para un papel más directo de atención al paciente. Todos nosotros queremos hacer nuestro trabajo y ayudar al país a superar esto, pero observamos el EPP que se usa en países como Italia y China y vemos que llevan trajes contra materiales peligrosos que les cubren de la cabeza a los pies, con cero espacios entre miembros, y lo contrastamos con el EPP tradicional que se usa en los hospitales de EE.UU, atado sin apretar, con gran parte de la cara, el cuello y las piernas expuestas, y sentimos que nuestra protección es deficiente.
Claro que, si lees luego diarios italianos, te das cuenta de que no todos los médicos transalpinos tienen esos equipos de protección y de que allí también se quejan de la falta de los materiales más básicos.


567


Trump ya se ha dado cuenta de la magnitud del virus y ahora ya adelanta (AQUÍ), para cubrirse las espaldas,  que terminar la crisis con 100.000 muertos en USA "sería un muy buen trabajo".


566


Al final mis compañeros continúan trabajando, porque resulta que los "servicios de conserjería" entran dentro de los servicios "esenciales" e "imprescindibles" de un país. Dice el CAF (Colegio Profesional de Administradores de Fincas) de Madrid:
Porteros, conserjes, limpiadores y jardineros que prestan sus servicios en comunidades de propietarios, bien por cuenta propia o ajena, deberán de acudir con normalidad a sus puestos de trabajo en los próximos 15 días, si bien sus horarios deberán ajustarse a las funciones esenciales.
Vaya vaya vaya. Joder con las medidas drásticas.


565


Sobre la última de Donald Trump, que insinúa que en Nueva York faltan mascarillas porque los médicos las están robando, responde Rob Davison (AQUÍ), médico de la sala de emergencias en West Michigan:
Acusar a los heroicos trabajadores de la salud en Nueva York de robar mascarillas y ventiladores es un mínimo histórico de Donald Trump. Se merecen todos nuestros elogios, y este hombre lamentable les da una bofetada. Dan más de sí mismos en un turno de lo que él podría dar en mil vidas.

564


Dormí once horas seguidas. Desde que tomo paracetamol, me he puesto el termómetro dos veces y he dado 36'8 y 36'9. No tengo síntomas de nada, salvo que siento la cabeza como un bombo. Puedo leer, incluso, aunque no durante mucho tiempo.


domingo, 29 de marzo de 2020

563


Dice Séneca en las Epístolas morales a Lucilio: "Marco Catón, el Censor, cuyo nacimiento fue tan útil a la República como el de Escipión (puesto que uno hizo la guerra a nuestros enemigos, el otro a nuestras costumbres)".


562


Se me ha olvidado contar que en la farmacia de la calle Oca no había termómetros. ¡Una farmacia sin termómetros! “Agotados desde hace días”, me ha dicho el farmacéutico. Por fortuna, en la avenida de Oporto me he encontrado otra farmacia abierta y ahí sí que tenían. Le he dicho a la farmacéutica: 

—Deme uno de esos que se pueda colocar debajo de la axila, por favor, que a mí los de diez segundos en la boca se me estropean enseguida.


561


Sobre el fracaso estrepitoso de los media. Pasó que los grandes medios dedicaron enero y febrero a rebajar la histeria y a actuar contra el alarmismo, pero cuando llegó marzo y la situación en Italia se volvió terrible, los medios dieron un giro de 180º e intentaron convencer de la magnitud del virus a un público al que ya habían convencido de lo contrario. Todavía dos semanas después de cantar la palinodia los ciudadanos se preguntaban: ¿mentían antes o mienten ahora?


560


Anda que menudo chollo soy yo como trabajador. Vago hasta decir basta, pero no fallo ni un día. Llevo quince años en este trabajo sin coger una sola baja, y resulta que el día en que tengo que cogerla… el gobierno de la nación nos manda once días para casa.


559


Me dice mi jefe que tengo que llamar al teléfono de la Comunidad. Le digo que no, que el farmacéutico me ha dicho que no moleste porque la sanidad está colapsada, pero insiste mi jefe en que lo haga porque además es necesario para hacer el papeleo para que me dé la baja. Por tanto llamo. El que me coge (enseguida, por cierto) me dice que siga las instrucciones que me ha dado el farmacéutico y, si no me baja la fiebre en menos de tres días, pida cita en mi centro médico.