jueves, 2 de diciembre de 2021

1969

Lo mejor que se me ha ocurrido este año es pegar una fotografía gigante de mi amor platónico en el techo de la habitación donde duermo, justo encima de mi cabeza, de forma que lo último que veo antes de dormirme es esa chica y lo primero que veo cuando me despierto es la misma chica. ¿Os queréis creer que una de las razones por las que mi vida ha mejorado MUCHO este año, aparte de por la paulatina desaparición de las secuelas del coronavirus, es esa foto que me hace empezar y terminar el día de forma maravillosa? Hasta noto que me cuesta más apagar la luz, cuando me acuesto, y también levantarme, cuando me despierto, por todo el tiempo que gasto mirando embobado a semejante mujer. Supongo que vosotros, los que tenéis vidas reales, no podéis entender cómo funciona el cerebro de un sinvida, ¿o acaso no soy un sinvida, sino un ser que busca la másvida fuera de la cualquiervida?