martes, 28 de septiembre de 2021

1705

¿Merece la pena vivir en un mundo sin avellanas? Hace años me era facilísimo encontrar avellanas en Madrid y ahora no, no sé por qué: todavía no he visto ninguna en el mercado de Coimbra ni en los súper de Carabanchel. Y lo peor es que tengo necesidad de ellas, mi cuerpo cuando llega el otoño me grita: ¡Avellanas!