domingo, 26 de septiembre de 2021

1699

Existe en mí un albañil que construye amor, que pone los ladrillos para levantarle una casa, pero convive con un vándalo que tira los tabiques, que destruye el amor o se niega a él. Desde hace cinco años gana mi vándalo, que es capaz de romper dos ladrillos por cada uno que pone mi albañil.