sábado, 18 de septiembre de 2021

1673

Qué calamidad de cerebro habré tenido en los últimos dieciocho meses, que en las escasísimas veces que entré en un bar a comer un menú del día, me sucedía que, una vez dentro, ya no me acordaba de los platos que quince segundos antes había elegido en la entrada, por lo que debía pedir de nuevo que me trajeran el menú. Por fortuna mi cerebro cada vez está mejor y la prueba es que ayer, cuando vinieron a mi mesa a preguntarme si “me acordaba” de lo que quería, dije muy firme, por primera vez en mi época post-Covid:

—De primero guisantes con jamón y de segundo pescadilla a la andaluza.