sábado, 31 de julio de 2021

1562

ADÓNDE VAS con esos ojos que apuntan y muerden y atropellan, ojos con más bala que ojos y más brillo que ojos, objetos cortantes que dejan marcas en el vino del alma y en el fuego de la sangre. ¿Es que no te enseñaron de pequeña a mirar sin deshacer? ¿Es que no sabes saludar sin trastocar mis centros? ¡Tú no brillas, tú deslumbras! ¡No reinas, haces daño! ¡No escrutas, lanzas jabalinas! ¡No ojeas, te regodeas en tu abuso de poder! ¡Enamoras al triste que por tu camino pasa y luego, cuando ves los destrozos, te ríes con tu piano de dientes mientras devuelves tu pistola de pupilas a la cartuchera!