miércoles, 19 de mayo de 2021

1350

De las cosas de la red que más gracia me hacen, si bien en este caso una gracia muy triste, son esos debates desde hace un tiempo tan frecuentes sobre si tal o cual internauta es o no un bot, debates que en muchos casos son difíciles de resolver y revelan algo aterrador, y es que casi todos nosotros estamos llenos de prejuicios y obsesiones y sectarismos, incluso los que no somos bots, de forma que nuestras supuestas opiniones personales se parecen como las de un clon a otro, al punto de que casi cualquiera se pone en riesgo de ser acusado de bot.