martes, 11 de mayo de 2021

1297

El tiberio en que se ha convertido la política de hoy me ha hecho recordar "La granada", parábola de Gibran Kahlil Gibran en la que un loco se va a vivir al interior de una granada cuyas semillas parlantes debaten sobre su futuro. El loco escucha con atención las intervenciones discordantes de las siete primeras semillas, que hablan una por una respetando el turno de palabra, pero empieza a impacientarse cuando aparecen nuevas semillas que hablan todas juntas, al punto de formar un griterío de tal calibre que al final nuestro loco, desesperado, decide marcharse a vivir dentro de un membrillo, “que tiene pocas semillas y además son mudas”. ¡Cuánto daría por encontrar un membrillo como el de Gibran que me salvara de toda esta murga de la pandemia, los fachas, los indepes, las vacunas y los esto-yo-lo-arreglaba-en-cinco-minutos!