martes, 13 de abril de 2021

1035

Cuenta Umbral que Salvador Rueda, a la hora de hacer sonetos, escribía primero la palabra final de cada verso y luego, una vez garantizada la rima consonante, se ponía a rellenar el resto. Esto yo no lo he hecho nunca, porque los únicos sonetos de mi vida los escribí solo para demostrar que sé escribirlos, pero en cambio sí que he compuesto textos e incluso algunos poemas con ensaladas de los miles de tuits que he escrito en los últimos ocho años: mi procedimiento consiste en unir este tuit con el de más allá, y luego con este otro, y cuando ya tienes un buen ramillete de ellos, siempre relacionados por lazos de hermandad semántica, aplicar con mucho cuidado el pegamento.