lunes, 12 de abril de 2021

1032

Que en mí existe un sesgo antiintelectual se prueba en que deploro a los que componen poses de escritores, en que nunca he querido conocer a un escritor famoso y en que no me gustaría reencarnarme en ninguno de ellos, ni siquiera en los mayores monstruos, pues sospecho que tendrán un cerebro aún peor que el mío (más histérico, más obsesivo, más contradictorio). De hecho, no me gustaría reencarnarme en una persona demasiado inteligente, porque las personas demasiado inteligentes tienen más dificultades para ser felices. Si me dieran la oportunidad de ser cualquier persona del mundo, elegiría sin dudarlo a Jennifer López y después a Rihanna y Beyoncé. Y si me obligaran al horror de ser un hombre, elegiría a Hicham El Guerrouj, Muhammad Ali o Leo Messi, no sé en qué orden.