lunes, 12 de abril de 2021

1023

Cada vez me estoy asustando más con la vacuna Astrazeneca. Un compañero de trabajo aún no puede hacer vida normal cinco días después de que se la pusieron; y mi médica de Internet, Loli, tiene a su marido ingresado con pleuritis después de que le pincharan el jueves. Leo muchas estadísticas en los diarios que hablan de riesgo mínimo, pero yo solo conozco a cuatro personas a las que le han puesto la Astrazeneca y a dos de ellas no les está yendo bien.