sábado, 6 de marzo de 2021

835

Al final tardé nueve días en comerme los cuatro kilos de avellanas, con lo que he arruinado mi proceso imparable de adelgazamiento. Quién iba a pensar que la avellana, que es un fruto como de broma, la chuchería de los postres, pudiera tener tantas calorías.