domingo, 2 de agosto de 2020

637


Hace cuatro años veía a una pareja besándose con pasión y todavía me atacaba la nostalgia. En ese panal humano aún existía una excepción que me gustaba, algo que aún me unía a todos, el último lazo que me mantenía dentro.