viernes, 27 de marzo de 2020

528


Me estoy ilusionando. Han pasado ya diecisiete días desde que empecé a lavarme las manos y respetar la distancia de seguridad con la gente, por lo que empiezo a acariciar la idea de que no estoy contagiado.

Pero me lo digo en voz bajita, muy bajita, porque sé que a los dioses les puede la envidia y castigan (Aracne, Marsias, Faetón, Belerofonte) a los jactanciosos.