miércoles, 18 de septiembre de 2019

30


"Siempre hay una cuchara desordenada en cada familia", dice un proverbio georgiano. ¿Qué bonito, no? Y una alternativa a nuestra "oveja negra", tan sobada y resobada que tengo yo escrito que lo raro en esta sociedad victimista es encontrar a alguien que en su familia fuera la oveja blanca.