martes, 16 de julio de 2019

238


Escribe Paul Krugman en El racismo sale del armario (AQUÍ):
En realidad, el crimen violento en las grandes ciudades de Estados Unidos está cerca de mínimos históricos, y toda la evidencia disponible sugiere que los inmigrantes son, en todo caso, menos propensos (AQUÍ) que los nativos a cometer delitos. Pero la asociación entre los no blancos y el crimen es un principio profundamente arraigado entre los racistas blancos, y ninguna cantidad de evidencia sacudirá su creencia.