martes, 17 de julio de 2018

1312


Fúgate de la cárcel de la familia y ya no te asustarán los filos de la niebla ni la trigonometría de las tenazas: caminarás poco firme pero señor de tu propio bautizo, y aunque siempre llevarás en el pecho la bala negra que te dispararon en la huida, ¡qué doble cuchara disfrutarás por tu sin padre! ¡Qué triple cometa por tu sin madre! ¡Cuántos telescopios desde que no hermanas! ¡Desde que no tíos! ¡Desde que no abuelos!