viernes, 14 de febrero de 2020

311


Es asombroso el número de personas en Instagram que solo publican fotos donde nunca aparecen riendo o sonriendo; descubro en este documental (AQUÍ) la explicación que da el fotógrafo Peter Lindbergh a que en las suyas suceda lo mismo:
Me parece poco interesante fotografiar gente que ría, porque cuando alguien ríe solo se ve la risa, todas las cosas interesantes que hay en un rostro desaparecen o son borradas cuando aparece esa cosa enorme que llamamos risa.