sábado, 5 de enero de 2019

J'Adore


¿Y qué hice nada más saber que había ganado 6000 euros? Me fui al bar-librería Vergüenza Ajena y me gasté cien euros en seis libros de poesía. Luego entré en una perfumería Douglas y le dije a la dependienta: 

—Quiero el perfume de mujer más potente que exista, uno que sea imposible que pase desapercibido.

Me dio J’Adore, de Dior, por el que pagué… ¡107 euros! ¡Anda que no me sale cara mi travesti! Y todavía la dependienta me dijo:

—Si a ella le parece demasiado fuerte, vienes otra vez y te lo cambio por uno más suave.

Salí de la tienda muerto de la risa. ¿Ella? ¿Quién es ella? La ELLA mental más puta barata que conozco soy yo.