domingo, 30 de diciembre de 2018

La miseria de los hormigueros


Os mandarán maestros en fila como orugas negras
para que corten y alisen para que
igualen y ajusten para que los niños
sean exactos como plomadas o ladrillos,
os parcelarán y rebajarán la historia y la literatura,
la volverán triste y "nuestra" y “española”,
dictarán que las lunas de Lorca sean obligatorias,
los molinos de Cervantes obligatorios,
los olmos de Machado obligatorios,
¡que os quede claro que el hormiguero
es la esfera Toda y la palabra Una,
que os quede claro que el sol existe
para el hormiguero y el viento para
el hormiguero y una hormiga sola no es nada,
solo un error que ensucia a Nuestra Gran Iglesia,
pero
tú,
que eres uno de esos errores
que causan las infancias destrozadas,
no leerás según las líneas del mapamundi
sino según las líneas de la rabia y la rebeldía,
tú buscarás a los juglares de las suelas curvas
y las almas aplastadas por el peso del nosotros,
leerás al que desnuda a los suyos y los escupe,
al que duda de los centros y borra las fronteras,
tú lucharás sin armas contra el hormiguero
y solo llamarás amigo y hermano
al que no renunció a su asterisco,
al que defendió sus lunares,
al que resistió:
al que sigue conservando su hormiga
y de ella no se arrepiente.