sábado, 11 de agosto de 2018

1465


Tú dile a un gran poeta que es guapo, alto y brillante; dile que sus poemas tienen gracia, frescura, humor, llegada; dile que es el bufalísimo de todos los búfalos; que, si después de decirle esto, le dices también que en la página 76 de su libro duodécimo se ha olvidado de ponerle el puntito de arriba a una jota, ese poeta, SI ES UN GRAN POETA, llegará a casa irritado, no solo consigo mismo sino con el mundo, la panadera, el butanero, el gato y el geranio de la maceta, y en su cabeza las mismas palabras: “¿Cómo ha podido este gilipollas, que no es nadie, decirme que en la página 76 se me ha olvidado ponerle el puntito de arriba a una jota?".