sábado, 11 de agosto de 2018

1457


Con qué naturalidad prebostes acorbatados hablaron de “necesidad histórica”, “males necesarios” o “daños colaterales”, terminachos que se utilizan solo para deshumanizar a las personas y convertirlas en dígitos. A esos  mandamases que ensucian el lenguaje tratándolo de esa manera, yo les preguntaría: ¿Matarías a tu madre por necesidad histórica? ¿Ofrecerías la cabeza de tu hijo como mal necesario? ¿Qué pensarías si entre los daños colaterales se encontraran tus amigos?