lunes, 6 de agosto de 2018

1400


Respondía así Javier Cercas a una pregunta del diario El País, hace dos años, referida a los retrasos en la conmemoración del año Cervantes:
Me había preguntado muchas veces si los españoles nos merecíamos a Cervantes. Ahora ya sé que no. Es más: que los ingleses se queden a Cervantes; lo tratarán mejor. Lo prefiero. Fueron ellos antes que nadie quienes pusieron en valor el Quijote y lo utilizaron como referencia de lo que consideraron la primera novela moderna.
Esta manera de pensar me parece equivocada. Ni el Quijote lo escribieron los españoles ni pertenece a los españoles y tampoco Cervantes se forjó gracias a España; más bien se puede decir, leyendo su biografía, que se forjó a pesar de ella. Es imposible que los españoles cedan a Cervantes a los ingleses, porque lo único que se puede hacer con un libro es leerlo, y la lectura es un acto individual, no colectivo. UNA persona escribió ese libro para que fuera leído de UNO en UNO: aquí ni españoles ni ingleses tenéis nada que hacer.