domingo, 5 de agosto de 2018

1394


En el garaje donde trabajo de conserje nocturno aparca una mujer mayor que siempre me reprocha que lleve el pelo largo, pero como sé que es muy religiosa, hoy he llevado una respuesta preparada:

—Buff, qué pelazo. ¿Cuándo te lo vas a cortar?
—No, es que tengo que hacer el papel de Jesucristo en una obra de teatro para niños, en septiembre.
—Ah… ¿de Jesucristo? ¡Eso está muy bien!