viernes, 3 de agosto de 2018

1366


He ido esta mañana al médico por culpa de mi menisco, que me ha convertido estos días en lo más parecido a Byron y Quevedo (no me refiero al talento), y la doctora que me atendía me ha dado un volante para el traumatólogo, que me dará una cita “para el año que viene”. ¿Cómo que para el año que viene? Le he preguntado a la médica qué ejercicios puedo hacer hasta-el-año-que-viene para fortalecer o al menos no perjudicar mi menisco, pues me estoy poniendo gordísimo, y me ha respondido que es mejor que no haga ninguno con esa pierna hasta que no sepa por el traumatólogo lo que tengo con exactitud. O sea, que tengo que seguir con mi parálisis y vida sedentaria hasta 2019, momento en que ya seré como Chesterton (tampoco me refiero al talento). ¡Viva nuestra Seguridad Social, qué suerte vivir en España, qué gentuza la que habla mal de su propio país!