sábado, 14 de julio de 2018

1290


La clase dirigente de España es de un nivel tan lamentable que pienso que ya podemos decir aquí lo mismo que suelen decir los argentinos sobre Argentina: “Un país tan rico que se recupera en las ocho horas que duermen sus gobernantes”.