sábado, 14 de julio de 2018

1289


Que el rey emérito se llevara comisiones monstruosas (de hasta 80 millones de euros, según Corinna, por el AVE a la Meca, o entre uno y dos dólares por cada barril de petróleo saudí vendido a España), algunos lo justifican por su gran labor mediadora, pues aseguran ellos que, al parecer, posee grandes dotes diplomáticas. ¿Juan Carlos de Borbón dotes de esas? ¡Si es tan incapaz en esos sembríos, que todas las entrevistas de su vida las ha concedido con preguntas pactadas en La Zarzuela, al contrario de las que ofrecen los miembros de la monarquía británica! Cómo será de limitado en ese sentido, que el fallecido periodista Javier Ortiz (AQUÍ) solía contar esta anécdota:
Siempre me acordaré de aquella ocasión, allá por los años 60, en que, siendo todavía Príncipe de España y encargado de la inauguración de una carretera, sacó del bolsillo un papel y leyó: «Queda inaugurada esta carretera».