viernes, 22 de junio de 2018

1200


De los hombres prehistóricos lo que más me sorprendía de pequeño era precisamente su destreza técnica. Por más que entonces lo intentaba, jamás conseguí hacer fuego con dos piedras y unas ramitas; y por más que me gustaba tirar piedras, tampoco logré hacer con ellas un instrumento cortante, mucho menos un hacha de sílex.