domingo, 17 de junio de 2018

1166


El disgusto que tengo desde que ayer Messi falló el penalti. Estuve toda la tarde destruido, sin ganas de hacer nada, jugando por inercia con mis gatos, y hasta me planteé dejar de escribir. No recuerdo una tristeza deportiva tan grande desde que Valentino Rossi se cayó en Cheste y dio el título a Hayden, hace más de diez años. ¿Qué cadáver de existencia es esta que permite que Messi falle un penalti?