sábado, 2 de junio de 2018

1157


Antes de la línea veinticinco
espero que mi mano reaccione, que mis piernas reaccionen,
que en mis venas construyan sus nidos nuevos roedores,
que en los veranos gélidos de mi muerte renazca la semilla
.........................................................................del equivocarse,
que mi boca reaccione,
que mis muslos reaccionen,
que se alejen de los huesos sus refrigerios, que de las brasas
pisoteadas se eleve agresivo un fuego de carcajadas,
que mis dedos reaccionen,
que mi vientre reaccione,
que me sea devuelta mi antigua pasión por brillar,
y brille.