sábado, 2 de junio de 2018

1154


Terribles algunos fragmentos de la entrevista del diario Marca a Toni Grande, valenciano, que ha sido fichado como entrenador asistente por la selección de Corea del Sur:
MARCA: ¿Cómo es el jugador surcoreano?
TONI GRANDE: Como su cultura. Tiene mucha ilusión, muy disciplinado en todo lo que le pides. Pero esa educación hace que les falte mala leche, que no entren en el otro fútbol... Necesitan un poco más de picardía, de ser competitivos.
MARCA: ¿Y eso se les puede enseñar?
TONI GRANDE: Lo estamos intentando.
MARCA: Uno sí tiene esa picardía y mala leche, Hee-Chang Hwang, del Salzburgo.
TONI GRANDE: Es verdad, ese es de todos el que más tiene de europeo o sudamericano. El que es más callejero, de tener mala leche, picar, entrar duro, confundir al árbitro, que el rival esté incómodo con él...
La conclusión que extraigo es que Toni Grande está allí para convertir a los jugadores coreanos en mala gente, condición necesaria para conseguir algo en el fútbol de competición. ¡Tranquilos, chavales, que yo procedo del fútbol europeo y os voy a enseñar a protestar al árbitro, fingir penaltis y dar patadas en los tobillos!