sábado, 26 de mayo de 2018

1128


Los partidos de los Cavaliers los veo sobre todo para comprobar si Lebron James lo-vuelve-a-hacer-una-vez-más. Y esta noche ha ocurrido de nuevo. Sin Kevin Love y rodeado de un equipo de tarugos, lo-ha-vuelto-a-hacer.