sábado, 19 de mayo de 2018

1083


El bucle absurdo en el que me muevo consiste en que escribo poco porque lo que escribo es de poca calidad comparado con lo que leo. Eso provoca que siga leyendo cada vez más, esperando el día en que YA escribiré a la altura de lo que leo, pero ocurre que, si no escribo o escribo muy poco…, ¿cómo voy a llegar a escribir mejor? Sucede también que soy consciente de que la literatura no necesita ni un escritor más y en cambio los libros que aún no he leído sí que me necesitan.