viernes, 18 de mayo de 2018

1073


Memorias de España 1937, de Elena Garro, es un libro de la familia de Confieso que he vivido, de Neruda, o La arboleda perdida, de Rafael Alberti, o Desde la última vuelta del camino, de Pío Baroja, donde la memoria se confunde con la crónica y la anécdota prima sobre la categoría. Garro nos ofrece pequeños retratos y sucedidos tanto de los artistas o escritores mexicanos como de los españoles e internacionales, con motivo del viaje que hizo con Octavio Paz para asistir en España al Congreso de Escritores Antifascistas. Es un libro de memorias sesgadas, llenas de malicia contra los intelectuales marxistas, pero deliciosas, divertidas y, sobre todo, desmitificadoras, de esas que quitan el pedestal a las estatuas de los grandes escritores.