lunes, 14 de mayo de 2018

1057


Escribe Joubert sobre los españoles:
En sus sentimientos, los españoles tienen la misma presunción que hallamos en sus libros; presunción tanto más lamentable cuanto que oculta una fuerza de carácter y una grandeza reales. Se han vuelto odiosos y criminales por un fasto insensato y todavía soportan hoy el horror que nos inspiran los conquistadores de las Indias. Este ejemplo debe enseñar a los demás pueblos a cuidar más la honorabilidad de su nombre, y a mantenerlo sin tacha; pues, a pesar suyo, hacemos recaer sobre los individuos, incluso en la intimidad, la opinión que nos hemos formado de las costumbres y del carácter general de su nación.