miércoles, 9 de mayo de 2018

1017


Descubro en un reportaje que la famosa batalla de Calatañazor que me enseñaron en la escuela, donde los cristianos derrotaron a los musulmanes y “Almanzor perdió su tambor”, es una invención completa creada doscientos años después por los cronistas cristianos: ni la batalla existió, ni Almanzor fue derrotado ni murió por las heridas causadas, sino que terminó invicto sus días y falleció de muerte natural, víctima del agravamiento de su artritis. Me pregunto si existirá algún hecho cierto en la historia de España que me enseñaron en el colegio, y me pregunto también, ahora con un poco de malicia, por qué en la historia que nos cuentan se presenta a los musulmanes como extranjeros, cuando los de aquella época eran tan españoles como los cristianos y el propio Almanzor había nacido en el pueblo malagueño de Torrox. ¿Nos atrevemos de una vez a escribir una historia inclusiva o seguimos dándole un sesgo castellanista y cristiano que da vergüenza ajena?