viernes, 4 de mayo de 2018

1008


Compro en la frutería una caja de dos kilos de fresas y, durante el camino de vuelta, trato de convencer a mi ansiedad para que no se las coma todas de un golpe nada más llegar a Maracaná, pero ¿creéis que mi ansiedad ha hecho caso?