miércoles, 25 de abril de 2018

974


Gibbon, en Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano:
Si tan sólo hubiera considerado romanos a los miembros de las antiguas familias comprendidas dentro de las murallas de la ciudad, ese nombre inmortal se habría visto privado de sus más nobles ornamentos. Virgilio había nacido en Mantua; Horacio dudaba de si debía considerarse pullés o lucano; fue en Padua donde se encontró un historiador [Tito Livio] digno de dejar por escrito la majestuosa serie de victorias romanas. La patriota familia de los Catón procedía de Túsculo, y la pequeña población de Arpino poseía el doble honor de ser origen de Mario y de Cicerón.