viernes, 20 de abril de 2018

954


Es cierto: los libros que amas también te aman y si acaricias su lomo ronronean.