miércoles, 18 de abril de 2018

937


Para referirse a los tontos insignes, Unamuno usaba la expresión “el deficiente mental Nº 1”, Groussac recurría a “el imbécil de referencia” y Ortega, sobre el políglota Madariaga: “Era tonto en cinco idiomas”.