lunes, 16 de abril de 2018

931


Como muchos poetas, Borges no se sabía la regla de los acentos internos en los endecasílabos hasta que Bioy Casares se la contó. Hasta entonces escribía de oído.