miércoles, 4 de abril de 2018

895


Un patriota siempre tiene miedo de ser conquistado por los extranjeros; un apátrida en cambio suplica: "¡Os ruego que me hagáis el favor de conquistarme!".