sábado, 31 de marzo de 2018

880


Leo un artículo donde se trata de rebajar el racismo de Lovecraft con el manido argumento de que “en aquella época todos eran así”. Todos no. En aquella época vivían también Bertrand Russell, Emma Goldman, Albert Camus, Rosa Luxemburg, Hermann Hesse o George Orwell, ¡ya basta de perdonar lo injustificable bajo el paraguas de lo histórico! Sobre todo, cuando muchos de los que utilizan este socorrido argumento lo hacen de manera muy discriminadora, solo cuando les conviene. Son los mismos que, por ejemplo, recurren a él para justificar el racismo de don Ortega y Gasset, que sostenía que los negros eran menos inteligentes que los blancos porque su cerebro dejaba de crecer cuando llegaba a la adolescencia y, en cambio, no le perdonan su racismo a Sabino Arana, que escribió que los españoles eran vagos, sucios, ladrones, lascivos y mentirosos. ¡Barra libre para perdonar el racismo contra los negros, por tanto, con la disculpa de la mentalidad de la época, y en cambio ni un paso atrás frente al racismo antiespañol, que es el único que nos duele, hasta aquí podríamos llegar!