martes, 20 de febrero de 2018

777


Decía Bukowski que William Saroyan habría sido un escritor bastante bueno “si no hubiera sido tan optimista”. Algo parecido nos cuenta Neruda que le dijo un crítico: “Le recomiendo a usted infelicidad para que consiga escribir mejor”. Pero entonces, si el optimismo no crea escritores, ¿quiénes son Píndaro, Emerson, Whitman, Hugo, Dickens, Kipling, Chesterton o Saint-Exupéry? ¡Con el mismo derecho se podría decir que el pesimismo es el último recurso de los que no tienen talento!