lunes, 19 de febrero de 2018

759


Estupefaciente lo de Marta Sánchez (residencia fiscal en Miami) y su nueva letra del himno nacional. Qué manera de hacer el ridículo y de batir un nuevo récord cursilindo. Ahora bien, el problema no es de ella, que me parece una cantante bastante buena, sino de la calamidad de himno que tienen los españoles: con un himno así ni La Lupe ni Rocío Jurado ni Whitney Houston tendrían tampoco nada que hacer. De hecho, siempre he albergado una duda sobre las personas que silban el himno… ¿lo silban por motivos antipatrióticos o para denunciar semejante atentado al gusto musical?