domingo, 18 de febrero de 2018

755


Por eso, en el último lío interno de Podemos, cuando Juan Carlos Monedero declaró: “Pablo Iglesias es imprescindible: sin él Podemos desaparece”, lo que nos estaba diciendo es que Podemos debía ser un partido tan católico como los demás partidos españoles. No católico en el sentido religioso, claro está, sino en un sentido peor: nos estaba diciendo que en Podemos la lectura personal se debe arrodillar ante la lectura del sacerdote…