domingo, 18 de febrero de 2018

746


Lo que amo del viento es que no sucede siempre o no tiene horario determinado, como sí que lo tienen el sol o la luna, el día o la noche. ¡El viento es un golfo intempestivo que odia las plomadas y los relojes, los puzzles y los calendarios!