viernes, 16 de febrero de 2018

729


Por ejemplo la expresión “jaula de grillos”. En los dos últimos años la prensa española de derechas (el 80%) ha venido publicando que Podemos era “una jaula de grillos”. Pero yo que he nacido y vivido treinta años en una zona rural como Lauros, os puedo garantizar que a los grillos no les gusta estar en una jaula. Si están en una jaula, es porque un canalla bípedo los ha sacado de sus madrigueras y los ha metido ahí. Comparar las luchas intestinas en un partido político, luchas que han elegido ellos, con las luchas entre grillos una vez que han sido secuestrados, expulsados de sus casas y encarcelados en una jaula, es una comparación muy miserable. Claro que yo sé muy bien que el periodista o escritor que utiliza la expresión “jaula de grillos” lo hace sin ninguna maldad (de hecho ignoro si alguna vez la he utilizado yo, espero que no), pero tiempo es de ponerse dentro de la piel de un grillo, si es que tenemos la bastante estatura para pensar en él.