viernes, 16 de febrero de 2018

725


Necesito volver a dedicarme a los demás. Por puro egoísmo. Porque cuando me dedico a los demás dejo de dedicarme a mí mismo. Dejo de pensar en mí mismo. Dejo de sufrir.